Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Scioli dijo que su debate es con Macri
De esa forma cerró la polémica con Randazzo sobre si se había burlado de su discapacidad. El gobernador dijo que su rival es el líder del PRO
21 de mayo de 2015
La polémica broma de Florencio Randazzo sobre la discapacidad de Daniel Scioli recalentó la interna del Frente para la Victoria. Tras el revuelo por los dichos del ministro del Interior y Transporte ante el grupo Carta Abierta, el gobernador bonaerense dijo que dio por superado el episodio y aceptó las disculpas del funcionario, pero lanzó una chicana con la que intentó minimizar las chances de su rival en las primarias. "Mi cara a cara es con [Mauricio] Macri", soltó.

"No quiero retroalimentar algo que ha sido una situación desagradable. Fundamentalmente, vi el mensaje que se transmite en un ámbito en el que, imagino, no era el espíritu llevarlo a la lectura que tuvo. Yo en la vida he actuado coherentemente con lo que vengo haciendo. Sería contradictorio en mí no darlo por superado y aceptar las disculpas del caso", aseguró

Durante su exposición ante Carta Abierta en la Biblioteca Nacional, Randazzo provocó las carcajadas de los intelectuales kirchneristas cuando imitó el estilo discursivo de Scioli y soltó una polémica frase. "Yo decidí ser candidato en 2013, porque habíamos perdido la elección, Cristina no tenía posibilidad de ser reelecta y el proyecto se quedaba manco", apuntó.

Ante las risas de los participantes, el ministro del Interior y Transporte intentó aclarar que no se refería a las condiciones físicas de Scioli: "No les aseguró que no, salió bárbaro, pero no...", aseveró.

Hoy, Scioli dio por superado el incómodo episodio y advirtió que para llevar al kirchnerismo "al triunfo" en las elecciones se necesita "lo mejor de todos". En medio de la creciente tensión con su contrincante, el mandatario provincial pidió que los postulantes del oficialismo tengan "una actitud de respeto y responsabilidad". "Busco que a cada uno de los dirigentes le vaya lo mejor posible. Todos necesitamos lo mismo", sostuvo.