Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Massa y De la Sota se mostraron fuertes y unidos
Junto a De Narváez, precandidato a gobernador bonaerense del Frente Renovador, ratificaron su competencia en el frente Unidos por una Nueva Argentina (UNA) y fustigaron al Gobierno
31 de mayo de 2015
Nada sobre las especulaciones de bajarse de la pulseada electoral.

El líder del Frente Renovador y diputado nacional, Sergio Massa, y el gobernador cordobés, José Manuel De la Sota, ratificaron que continúan en la carrera por llegar a la presidencia de la Nación.

La reunión en La Rural les sirvió para mostrarlos en competencia, alejados de las versiones que hacen circular desde los otros partidos.

Los dos precandidatos presidenciales de Unidos por una Nueva Argentina (UNA) aparecieron junto al precandidato a gobernador bonaerense por ese espacio dentro del Frente Renovador, Francisco de Narváez, protagonista en la semana de una polémica por agredir a un periodista. Massa y De la Sota reunieron en el predio de Palermo a cientos de dirigentes de su flamante frente, dentro del que se enfrentarán en las Primarias de agosto y buscarán llegar a la Rosada en las elecciones generales de octubre.

El tigrense recordó la victoria que en el 2013 lo llevó a la Cámara de Diputados en lo que resultó un duro golpe al kirchnerismo: "Frenamos el sueño de enternidad de Cristina" Kirchner, afirmó.

De la Sota, por su parte, destacó que con Massa decidieron conformar esta alianza con la idea de que "la política sirva para cambiar la vida la gente y no a los políticos que se corrompen". "Queremos hacer una política que cambie la soberbia por humildad, los gritos por el diálogo, los eslogan sin sentido por propuestas sólidas para resolver los viejos problemas del país", dijo.

Sostuvo que para impedir esta posibilidad quieren hacerles "creer que hay una alternativa que no es la de un futuro y progreso real".

En este sentido, apuntó contra "el bipartidismo trucho" encabezado por "la continuidad mediocre con la cara de (Daniel) Scioli y la conducción de La Cámpora" y "una oposición disfrazada de moderna que es la rendición al ajuste, la insensibilidad y de las posiciones vengativas" que pretenden retrotraerse "al peor de los pasados económicos".

En clave política hacia los demás sectores de la oposición, el mandatario instó: "Con Sergio le vamos a pedir que no se hagan cargo de batallas inútiles de los que pretenden amedrentarnos mostrando encuestas. Los peronistas estamos acostumbrados a cambiar la encuesta y vamos a ganar en la Argentina".