Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Para la Presidenta la pobreza está debajo del 5%
Lo destacó ante la FAO. Allí también habló de una indigencia del 1,27%. Cifras que no coinciden con valores de estudios de universidades privadas que hablan de dos cifras de porcentual
8 de junio de 2015
La presidenta Cristina Fernández destacó hoy que el índice de pobreza se ubica en Argentina “por debajo del 5%, y el índice de indigencia en 1,27%”, gracias a las políticas activas implementadas a partir de 2003.

Argentina recibió hoy en Roma una distinción de la sede de la oficina de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) en reconocimiento a las políticas públicas del país por mantener durante 25 años los niveles de desnutrición en cifras “estadísticamente insignificantes, por debajo del 5%”.

“Hoy el índice de pobreza se ubica por debajo del 5%, y el índice de indigencia en 1,27%, lo que ha convertido a la Argentina en uno de los países más igualitarios”, dijo la mandataria argentina durante su exposición en la 39 conferencia de la FAO.

Agregó que estos avances van de la mano de planes de mejoras estructurales que son vitales para la salud de la población, como es “el agua potable y la red cloacal”.

“El reconocimiento es para la Argentina por el rol que hemos desarrollado en políticas públicas para combatir el hambre”, explicó la Presidenta, donde pidió “una más justa distribución de la riqueza” como solución a los problemas de alimentación mundiales.

“Alimentos hay, lo que le falta a mucha gente es dinero para poder acceder a ellos”, agregó Cristina antes de recibir la distinción en representación al país.

Por otro lado, la Presidenta insistió que “Argentina tiene el mejor salario mínimo, vital y móvil de toda Latinoamérica” y argumentó que “el trabajo es el gran articulador social”.

“El problema del hambre no se lo puede abordar únicamente desde la producción de alimentos”, evaluó la mandataria.