Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La presidenta criticó con dureza a Cameron
Al encabezar un acto en la ex Esma, la mandataria calificó de "maleducado" al primer ministro británico por el cruce que tuvo con Timerman
10 de junio de 2015
La presidente Cristina Fernández volvió a reclamar al Reino Unido por la soberanía sobre las Islas Malvinas y criticó con dureza al primer ministro David Cameron. Lo hizo desde la ex Esma, donde encabezó el acto por el Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los Espacios Marítimos Circundantes.

El discurso de la mandataria obligó a Sergio Massa a posponer el anuncio sobre su futuro político, ya que el Gobierno dispuso que el acto de la jefa de Estado sea a la misma hora que el que el líder del Frente Renovador tenía programado en Tigre.

Los cuestionamientos contra Cameron de la mandataria, que tensan aún más las relaciones entre ambos países, tienen su origen en el cruce que el primer ministro británico tuvo con el canciller Héctor Timerman en la Segunda Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europa (UE), que se lleva a cabo en Bruselas.

Allí, habló primero Cameron y luego, a su turno, Timerman brindó un discurso donde hizo referencia al "colonialismo que aún persiste" y se quejó de la "apropiación de recursos naturales" por parte del Reino Unido en el Atlántico Sur. Una vez terminada la alocución del canciller argentino, el premier británico volvió a pedir la palabra, acusó a Timerman de brindar "palabras amenazantes" y habló del derecho de autodeterminación de los kelpers, bajo cuya "jurisdicción están los espacios marítimos circundantes" de las islas.

Ante esto, Cristina Fernández afirmó: "El canciller reclamó una vez más el cumplimiento de las resoluciones de las Naciones Unidas que instan al diálogo entre ambos países y fue respondido en forma airada por el ministro inglés, luego de que ya había hecho uso de la palabra". Y agregó: "(Cameron) volvió a pedir la palabra y casi maleducadamente le contestó, lo incre