Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cortes de gas por la llegada del frío
Lo sufren fábricas que así deben interrumpir cadenas de producción, como viene ocurriendo cada año. Los problemas energéticos de la Argentina
16 de junio de 2015
Como cada año, la llegada del frío obliga a cortar el suministro de gas a numerosas industrias que deben paralizar la producción.

Con el invierno y las bajas temperaturas, el Gobierno ordenó restringir la oferta de gas para las industrias y así darle prioridad a los hogares.

Esa dificultad se viene registrando desde mediados de la semana pasada, cuando las compañías que tienen a su cargo la gestión del sistema gasífero le ordenaron a las industrias de todo el país reducir sus consumos en hasta 40%, publicó La Nación. De acuerdo con cifras del sector, más de 300 empresas resultaron afectadas.

En total, entre 35 y el 60 por ciento de las empresas sufrieron los cortes, dependiendo de la ubicación. Las industrias radicadas cerca de Buenos Aires fueron menos afectadas que las ubicadas en el interior. Entre las empresas afectadas hay compañías de distintos rubros.

Las empresas del polo petroquímico de Bahía Blanca (Profertil y Dow); las siderúrgicas Siderar, Siderca y Acindar, y las automotrices (Ford, Volkswagen y General Motors).

Las restricciones alcanzaron a casi todas las grandes empresas ubicadas en las regiones que atienden las principales concesionarias del país, como Metrogas (Capital Federal y parte del conurbano bonaerense), Gas Natural Fenosa (principalmente área metropolitana), Camuzzi Gas Pampeana, Camuzzi Gas del Sur y Litoral Gas. También otras de menor consumo, como Mastellone y Danone, Cargill, McCain, las cementeras Loma Negra y Avellaneda. También fabricantes de cerámica (San Lorenzo) y productoras de jugo.

En los puntos más crueles del invierno, el país sólo puede abastecer la mitad de su consumo de gas. El resto tiene que ser suplido con las importaciones de Bolivia y con los buques regasificadores. Sin embargo, esto sólo permite darle solución a un 25% extra.

Es decir, hay un cuarto de los consumidores que necesitarían que se duplicaran las importaciones para no tener problemas.

De acuerdo con la notificación que les llegó a las industrias "en caso de que el cliente no respetara los consumos diarios programados por la distribuidora", será pasible de "las multas establecidas".