Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Zannini, el más cercano a Cristina
La elección del secretario de Legal y Técnica como compañero de fórmula por parte de Scioli responde a una jugada de alta gama por parte del gobernador
16 de junio de 2015
Daniel Scioli realizó una movida de alto nivel al elegir a Carlos Zannini como compañero de fórmula.

Zannini es uno de los hombres de mayor confianza del kirchnerismo, uno de los pocos que consiguió interpretar las decisiones políticas de Néstor y Cristina Kirchner para plasmarlas en decretos, resoluciones y proyectos de ley.

El funcionario es un hombre de bajo perfil, formación maoísta y a quien hoy señalan como personaje clave del Gobierno ante la ausencia de Cristina. Es el poder detrás de la Presidenta.

Aunque es el vicepresidente Amado Boudou quien formalmente reemplaza a la mandataria, Zannini es quien concentra el poder.

Cordobés y padre de cuatro hijos, el "Chino" tuvo su primer cargo público en Santa Cruz y de la mano de los Kirchner. Nunca los dejó.

En 1987, fue Secretario de Gobierno Municipal en Río Gallegos, en 1991 ascendió a ministro de Gobierno provincial con Kirchner gobernador, en 1995 fue legislador y luego, jefe del bloque de diputados provinciales. En 1999 fue nombrado por Kirchner como presidente de Superior Tribunal de Justicia de Santa Cruz. Desde el 25 de mayo de 2003 es el Secretario Legal y Técnico de la Presidencia.

Aunque muchos le adjudican a Zannini un poder extraordinario y de enorme influencia sobre la Presidenta, algunos que conocen de cerca esa relación insisten en que la virtud de Zannini no es tanto influir, sino interpretar los deseos de la Presidenta.

El secretario, además, maneja los hilos de La Cámpora y Unidos y Organizados. Por su pasado “revolucionario”, Zannini cree en el poder de los jóvenes movilizados y es quien alimenta a la militancia de "paladar negro". Fue en reuniones con estas agrupaciones donde el funcionario se animó, no desde hace mucho, a encabezar algunos actos y tomar el micrófono para convocar a la juventud a "bancar el modelo".

Quizá por su actuación en la última dictadura militar, cuando estuvo detenido ilegalmente durante cuatro años, Zannini es respetado por bastos sectores del kirchnerismo. Muchos, aplauden su bajo perfil y encuentran en él un canal para llegar a la Presidenta.

Cuando se definen las listas de candidatos, por ejemplo, es Zannini quien expresa las decisión es de la Presidenta y quien traslada las inquietudes.