Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Parrilli: "Me iré el 10 de diciembre o antes"
El director de la AFI habló sobre su futuro en el organismo. Aseguró, además, que no investigarán a los argentinos que compren dólares pese a los alcances de la nueva doctrina
8 de julio de 2015
El director de la Agencia Federal de Inteligencia, Oscar Parrilli, aseguró que el 10 de diciembre "o antes" dejará su puesto. El anuncio surgió luego de que el Gobierno publicara en el Boletín Oficial la nueva doctrina que marca los límites de las tareas que tendrá a su cargo la nueva oficina oficial de espionaje.

"El cargo del director general tiene rango de ministro y dura lo que el Presidente defina", aseguró en una entrevista raial.

En ese marco, se le repreguntó: "¿Entonces usted se va el 10 de diciembre?". Y Parrilli contestó: "Sí, me voy el 10 de diciembre o antes, cuando lo decida la Presidenta".

El histórico colaborador de Cristina Fernández explicó que la nueva ley prevé darle la mayor transparencia a la oficina de inteligencia estatal, a la designación de autoridades y al manejo de fondos, que hasta ahora se mantenía bajo reserva.

De acuerdo a un documento oficializado ayer, la Agencia tendrá la facultad de intervenir para evitar "desabatecimiento. golpes de mercado y corridas cambiarias". Ante las repercusiones que generó el anuncio, el director explicó que no se van a dedicar a buscar "quiénes compran dólares y quiénes no".

"Hay una mala interpretación, tendenciosa, tendiente a desvirtuar un hecho trascendente. No vamos a ir a una determinada calle a ver quién compra o vende dólares. De ninguna manera. Además el artículo tercero, inciso 1, nos prohibe que realicemos tareas represivas", explicó.

A la par del nacimiento de la Agencia Federal de Inteligencia, que reemplaza a las viejas SIDE y SI, la ley dispuso el traspaso del manejo de las escuchas telefónicas a la Procuración General. Parrilli explicó que las "pinchaduras" y cualquier otra intervención de la Agencia necesita una autorización legal de la Justicia.

La Procuración General designó a la fiscal Cristina Caamaño al frente de la nueva Oficina de Observaciones Judiciales.