Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Conmoción: allanan las oficinas de Máximo K
El juez Bonadio dispuso un operativo en la inmobiliaria que pertenece al hijo de la Presidenta en el marco de la delicada causa Hotesur, en la que investiga presunto lavado de dinero
13 de julio de 2015
En una decisión que provocó una virulenta reacción del kirchnerismo, el juez federal Claudio Bonadio dispuso hoy un operativo en la inmobiliaria que pertenece a Máximo Kirchner en Río Gallegos, en el marco de la delicada causa Hotesur, por la cual la Justicia investiga presunto lavado de dinero.

Bonadio pidió formalmente información en las oficinas en Río Gallegos de las empresas Idea SA, de Máximo Kirchner, y Valle Mitre, que administran los hoteles de la presidenta Cristina Kirchner, en el marco de la causa Hotesur en la que se investiga a la mandataria, a su entorno y al empresario Lázaro Báez por supuesto lavado de dinero.

Una delegación de funcionarios del juzgado federal 11, que encabeza Bonadio, se apersonó en diferentes lugares de Santa Cruz para entregar "órdenes de presentación" y así obtener documentación sobre la operatoria de la empresa Hotesur, de la familia Kirchner. Uno de los tantos pedidos de información del magistrado se dirigió a la empresa Idea S.A, que administra uno de los hoteles de la familia presidencial y tiene sede en la inmobiliaria de Río Gallegos, donde están las oficinas comerciales de Máximo Kirchner, en la avenida Presidente Doctor Néstor Carlos Kirchner 496, del Barrio Centro de la capital santacruceña.

Bonadio también emitió órdenes de presentación para las firmas Austral Construcciones, Kank y Costilla, Loscalzo y Delcurto, Alucom Austral, Badial, La Estación y Don Francisco (dos estaciones de servicio), que pertenecen a Báez, porque firmaron convenios con Valle Mitre -también de este empresario- para contratar habitaciones en los hoteles de los Kirchner.

Esas habitaciones por las que pagó el empresario santacruceño nunca fueron ocupadas, y por eso la Justicia sospecha operaciones de lavado.