Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La Bolsa de China se desplomó 8,5%
Cayó con fuerza por malos datos de la producción industrial. Wall Street, que pese a todo soportó bastante bien el golpe, cayó igualmente 0,73%
27 de julio de 2015
China fue una solución en la última década pero ahora puede convertirse en un problema.

Los mercados operaron con fuertes descensos al igual que el mercado de materias primas por el colapso de las Bolsas chinas, en particular la de Shangai que perdió un 8,5% debido a los malos datos y perspectivas de la producción industrial del gigante asiático. Tres semanas después del primer derrumbe de importancia en el mercado bursátil chino, frenado merced a la fuerte intervención del Estado y de los bancos de Pekín, China volvió a sacudir hoy a las bolsas internacionales que se vieron afectados también por las caídas de los precios de las materias primas, algo que guarda estrecha relación con la ralentización de la segunda economía mundial por lo que representa en materia de demanda de productos.

Las Bolsas chinas sufrieron su mayor derrumbe desde 2007, al caer 8,5% el índice de Shangai, el referencial de los parqués asiáticos, y un 7,59% el de Shenzhen, apenas dos semanas después de empezar a recuperarse de su peor mes, en el que llegaron a perder un tercio de su valor.

Más de la mitad de los valores que cotizan en ambos mercados, es decir, unas 1.600 empresas, llegaron a perder hoy un 10%, que es la variación máxima diaria que permite la normativa bursátil china, según la agencia de noticias EFE.

En ese marco, los mercados estadounidenses fueron los que mejor soportaron la sacudida, aunque el índice industrial Dow Jones cerró con una baja del 0,73%, en tanto el Nasdaq, de valores tecnológicos, concluyó con una pérdida del 0,96%.

Mucho más golpeadas resultaron las Bolsas europeas, ya que grandes empresas del Viejo Continente dependen en alto grado de la colocación de sus productos en el mercado chino.

El índice FTSE de la Bolsa de Londres perdió un 1,13%, mientras que el CAC40 de la Bolsa de París retrocedió un 2,57%. En Frankfurt, el índice DAX cerró con una caída similar a la de París, un 2,56%, algo menos que el retroceso sufrido por el índice MIB de la Bolsa de Milán que fue del 2,97%.

Las acciones de la Bolsa de Amsterdam perdieron un 1,74%, algo menos que lo ocurrido con el índice OMX30 del mercado de Estocolmo que se dejó un 1,95%, una caída elevada para este mercado.