Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Brasil ingresó en recesión y hay alerta regional
El Banco Central informó que la actividad retrocedió por segundo trimestre consecutivo. Se considera "recesión técnica". Respecto del segundo trimestre del 2014 bajó 3,09%
19 de agosto de 2015
Latinoamérica entró en alta tensión hoy luego de conocerse que la economía de Brasil entró en recesión técnica después de dos trimestres consecutivos de retroceso, lo cual podría agudizar la caída de demanda de productos argentinos.

Así lo confirmó el Banco Central de Brasil al informar que la actividad en el país se contrajo 1,89 % durante el segundo trimestre de este año en relación al trimestre anterior. Según el Índice de Actividad Económica del Banco Central (IBC), considerado una medición previa del comportamiento del Producto Bruto Interno (PBI), la caída respecto al segundo trimestre del 2014 fue del 3,09 %, lo que confirma el delicado momento que vive la primera economía de América latina.

En el primer trimestre ya se había computado una caída del 0,88 por ciento, mientras que en los doce últimos meses, período considerado hasta junio, se acumuló una retracción del 1,6 por ciento.

Según las previsiones oficiales, la economía brasileña se encogerá este año un 1,5 %, en un escenario de elevada inflación y con un fuerte aumento del desempleo.

Esta semana el Boletín Focus, también del Banco Central, proyectó que en 2015 el Producto Bruto Interno caerá más del 2 por ciento y en 2016 habrá una baja del 0,15 por ciento.

Para hacer frente a esa delicada situación, la presidenta Dilma Rousseff ha comenzado a aplicar un severo plan de ajuste fiscal, que incluye un fuerte recorte del gasto público previsto para este año y un aumento de la recaudación por la vía tributaria.

El plan de ajuste, ideado por el ministro de Hacienda Joaquim Levy, tiene como prioridad bajar la inflación al 4,5 por ciento, mientras que la de 2015 superará el 9.

Esas medidas, sin embargo, han enfriado más la economía, ayudaron a elevar la tasa de desempleo, que en lo que va de este año casi se ha duplicado y llegado cerca del 8%, y presionado la inflación, que según analistas del sector privado deberá llegar a diciembre situada en un 9,32 %. Todo esto, junto a los escándalos de corrupción, afectó negativamente la imagen de la mandataria e incentivó manifestaciones en reclamo de un juicio político en su contra.