Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Importadores reclaman deuda por U$S 14.500 M
Son los fondos que el Banco Central aún no les liquidó por compras de insumos al exterior. El dato suma dudas sobre el estado patrimonial de la autoridad monetaria argentina
28 de agosto de 2015
Las reservas del BCRA oscilam en torno a los 33.500 millones de dólares.

Pero a la discusión diaria, ya instalada, referente a cuántos dólares hay realmente en las reservas, se suma el aparente "pagadios" que mantiene el Gobierno con los importadores. El BCRA les debe 8.500 millones de dólares a las empresas que recibieron importaciones pero aún no les pudieron pagar a los proveedores (básicamente las terminales automotrices).

Pero se suma otro pasivo oculto: unos 6.000 millones de dólares reclamados por empresas que tienen en curso Declaraciones Juradas de Anticipo de Importaciones (DJAI) pendientes de aprobación, o necesarias de ser aprobadas para el mantenimiento de la actividad productiva.

La cuenta la hizo Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior del Siglo XXI, y ex gerente de la Cámara de Importadores.

El mecanismo para poder comprar bienes producidos en el exterior incluye primero, la Secretaría de Comercio debe autorizar las DJAI, y luego (si se logra esa autorización) el importador debe ir a un banco para que éste gestione la compra de dólares ante el Banco Central. Las barreras se suben o se bajan según el stock de dólares que maneja el Banco Central. "Lo que se está viendo, de parte del Central, es que abre poco o nada la ventanilla de dólares. Y ordena a los bancos dosificar los pedidos. A veces, si le piden 100 suelta la mitad", le dijo Ponce a Clarín.

De hecho, los importadores ya advirtieron que desde el lunes siguiente a las PASO -que se celebraron el 9 de agosto- las ventas de dólares a los importadores se redujeron drásticamente. Ponce afirma que "al día siguiente de las PASO el BCRA recortó un 30% la disponibilidad de divisas para el comercio exterior".

Ponce dice que se interpone una tercera barrera para los importadores. El llamado "canal rojo" de la Aduana, que puede demorar la liberación de la mercadería que ya ingresada al país. "La Aduana hacía pasar históricamente solo el 5% de la mercadería por el canal rojo, pero ahora pasa por ahí el 40% de lo que llega al país".

Gracias a no pagar lo que corresponde, demorar autorizaciones y frenar mercadería, el Central puede seguir insistiendo, día a día, que las reservas siguen estables.