Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Hotesur: pruebas complican a Máximo
Se descubrió una cuenta bancaria a nombre de la compañía en noviembre de 2013, abierta por el hijo de la Presidenta. ¿Los Kirchner mintieron?
30 de agosto de 2015
El 1 de noviembre de 2013, en Río Gallegos, Máximo Carlos Kirchner abrió una cuenta corriente en el Banco de Santa Cruz para manejar dinero de Hotesur S.A., la firma con la que su familia tiene un único negocio: el hotel Alto Calafate.

Esta última empresa es una de las sociedades presidenciales investigadas en un causa por lavado de divisas. Son papeles bancarios incluidos como en el expediente del caso: se tratan de nuevos indicios que muestran que Máximo tuvo un rol protagónico en el manejo de las finanzas de Alto Calafate.

Aquel 1 de noviembre del 2013, el hijo de la Presidenta firmó ante el Banco de Santa Cruz una declaración jurada sobre la “licitud y origen de fondos” que iban a controlar en su cuenta corriente a nombre de Hotesur.

Afirmó “bajo juramento” que su plata provendría de actividades legales vinculadas a la “hotelería”.

También afirmó que tomaba “conocimiento” de que la entidad bancaria podría requerir información sobre su cuenta al Banco Central, sobre todo en los referido a leyes como la de “Lavado de Dinero”.

Máximo, candidato a diputado nacional por Santa Cruz en la lista impulsada por su mamá Presidenta, se comprometió con el Banco “a colaborar” con información que pudiera necesitar la entidad sobre ese punto.

Kirchner hijo también declaró que integraba la “Nómina” de “Personas Expuestas Políticamente”: las razones son obvias.

Lo hizo para cumplir con una norma de la Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo que debe detectar movimientos financieros sospechosos del poder.

En la apertura de la cuenta de Hotesur, que él controlaría, Máximo, registró como sede de la empresa una dirección que se demostró que era “fantasma”, Belgrano 265. Hotesur no funciona allí hace muchos años.

La causa sobre los hoteles K se inició en noviembre del 2014 por una denuncia de la candidata a a Presidente de Margarita Stolbizer, tras una investigación del programa PPT, de Jorge Lanata.