Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Dilma Rousseff debió aclarar que Brasil pagará
Tras perder el "grado de inversión" para los mercados, la economía brasileña ingresó en un cono de sombras aún más complejo del que venía soportando. Las aclaraciones
10 de septiembre de 2015
Brasil profundizó la pérdida de confianza de los mercados tras perder la calificación de "grado de inversión" por parte de Standard & Poor's.

Pero la presidenta Dilma Rousseff dijo que la decisión de esa agencia calificadora de riesgo no significa que el país no pueda cumplir sus obligaciones.

La mandataria afirmó que el gobierno continúa trabajando para mejorar la ejecución fiscal y tornarla sustentable, en una entrevista con Valor PRO, servicio de informaciones en tiempo real del diario Valor, el mismo día en que la agencia tomó la decisión de cortar la nota de crédito del país.

“Es fundamental la recuperación del crecimiento. Entre 1994 y 2015 solo en siete años, a partir de 2008 la nota fue superior a BB+. Por eso, esa (nueva) clasificación no significa que Brasil esté en una situación en la que no pueda cumplir sus obligaciones. Al contrario, está pagando todos sus contratos y tenemos una clara estrategia económica. Vamos a continuar en ese camino y vamos a retomar el crecimiento de este país”, analizó la presidenta, cuya popularidad no llega al 8%.

Dilma anunció que en las próximas semanas enviará al Congreso propuestas para aumentar los impuestos y recortar los gastos, como remedio para paliar el déficit fiscal previsto para el próximo año en el proyecto de presupuesto. Los problemas fiscales fueron uno de los argumentos que utilizó S&P para bajar la calificación de la deuda a niveles especulativos.

“Si el Congreso no aprueba las medidas nos vamos a quedar con un déficit de 0,5% del PBI. Como dije, nosotros vamos a asumir la responsabilidad de enviar las medidas necesarias para que (el superávit primario) llegue al 0,7% del PBI”, insistió. El 0,7% de superávit en 2016 fue el objetivo que se había propuesto alcanzar el gobierno de Brasil semanas antes de terminar enviando un proyecto con un rojo de 0,5% en el presupuesto de 2016.

“Inequívocamente, tenemos que tener una ampliación de la recaudación. Es nuestra responsabilidad decir dónde, cuándo y cómo. Muchas personas están hablando, el gobierno está haciendo evaluaciones. (La cuenta) no cierra sin aumento de la recaudación” señaló Dilma, cuyo gobierno atraviesa una crisis política y económica de proporciones.

Luego del cierre de los mercados el miércoles S&P anunció la rebaja de la nota de deuda en divisas de Brasil de BBB- a BB, con perspectiva negativa, mientras que la deuda en moneda local fue rebajada de BBB a BBB-.