Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Chaco vota en medio de sospechas y denuncias
A casi un mes de las elecciones presidenciales, unos 850 mil chaqueños definen al sucesor de Jorge Capitanich, quien pelea por la intendencia de Resistencia y fue el primero en votar
20 de septiembre de 2015
En medio de denuncias cruzadas y con un fuerte dispositivo de seguridad, unos 850 mil chaqueños votan hoy gobernador en los primeros comicios provinciales tras el escándalo en las elecciones de Tucumán y los últimos antes de las generales del 25 de octubre.

Pese al mal clima de anoche en esa provincia, las escuelas abrieron con normalidad y de a poco la gente se va acercando a los establecimientos para elegir una de las tres fórmulas que pelean por el cargo, además de candidatos a diputados provinciales, intendentes y concejales.

El gobernador chaqueño, Jorge Capitanich, al frente de Chaco Merece Más, fue el primer funcionario en votar. Llegó a las 7.58 de la mañana a la escuela N° 41 Maestro Ricardo A. Ivancovich, donde minimizó las advertencias de la oposición por posibles irregularidades en los comicios. "Acá hay absoluta transparencia", aseveró el ex jefe de Gabinete que se presenta como el favorito con la intención de retener la Gobernación mediante la fórmula integrada por Domingo Peppo y su hermano, Daniel Capitanich.

"No hay ninguna razón para ningún tipo de sospecha", lanzó sobre un eventual fraude electoral, después del escándalo político que desnudó la corrupción en Tucumán y que obligó a la Justicia a anular los comicios. Al respecto, Capitanich afirmó que el Tribunal Electoral que preside la jueza del Tribunal Superior de Justicia María Luisa Lucas, "es un órgano autónomo e independiente con presupuesto propio y además hay veedores internacionales". El funcionario sostuvo que "este es el triunfo de la democracia" y convocó a los "electores y fuerzas políticas de toda la provincia del Chaco a votar en paz, con armonía y absoluta transparencia".

El oficialismo chaqueño, que ganó en las primarias de mayo por una diferencia de 22 puntos, compite contra Vamos Chaco, una alianza encabezada por la UCR y el PRO y que postula a la fórmula compuesta por los radicales Aída Ayala y Bruno Cipollini. La tercera fórmula en el cuarto oscuro, que en las PASO alcanzó el 1,9% de los votos, representa al Partido Obrero y está integrada por los dirigentes Aldo García y Mariano Delgado.

Además de la contienda por la Gobernación, el ex jefe de Gabinete tiene el desafío de ganar como candidato a intendente de Resistencia, gobernada por la radical Ayala desde hace doce años con tres mandatos consecutivos.