Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Obama dramático: "Esto es una rutina"
El presidente de Estados Unidos se mostró duro con aquellos que defienden el uso irrestricto de armas al referirse al tiroteo de Oregon
1 de octubre de 2015
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, denunció hoy que EE.UU. ha convertido "en una rutina" las masacres por violencia armada, e insistió en que "ningún país avanzado" asiste regularmente a episodios como el ocurrido en Oregón, esta tarde en el que murieron al menos 13 personas.

"De alguna manera, esto se ha convertido en una rutina, las informaciones son rutinas, mis reacciones aquí en este podio son una rutina, y lo es la conversación posterior", afirmó en una dura e irónica declaración ante la prensa desde la Casa Blanca.

Obama subrayó que las oraciones por las víctimas "no son suficientes" y es necesario abordar el problema lo antes posible desde un punto de vista político para atajar la violencia armada en el país, por lo que apuntó al Congreso de los Estados Unidos para aprobar las restricciones al uso de armas de fuego que él tanto pidió.

De acuerdo con Obama, "también se ha tornado una rutina, por supuesto, la respuesta de aquellos que se oponen a cualquier tipo de legislación sobre armas que tenga sentido común".

Visiblemente afectado, Obama recordó que "como ya he dicho hace un mes, y lo he dicho unos meses antes de eso, y también cada vez que esto pasa, nuestros pensamientos y oraciones simplemente no son suficientes. Eso no es suficiente".

En Estados Unidos, dijo, "hay aproximadamente un arma de fuego por cada hombre, mujer y niño. ¿Cómo es que alguien puede argumentar que más armas nos tornan más seguros?".

En un discurso pronunciado en la sala de conferencia de la Casa Blanca, Obama reiteró su llamado al Congreso, para que actúe ante la nueva conmoción nacional ante la matanza y discuta algún tipo de legislación de control de armas.

En la última década, señaló Obama, más estadounidenses murieron víctimas de actos de violencia armada en el país que en "actos de terrorismo".

"Y sin embargo, tenemos un Congreso que explícitamente nos impide siquiera colectar información sobre como podemos reducir las muertes violentas", señaló el mandatario, sin ocultar su irritación.

Para Obama, la noción de que la constitución prohíbe cualquier regulación sobre uso de armas "no tiene sentido".