Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Polémica declaración del premier israelí
Hizo a los árabes corresponsables de la barbarie nazi. Dijo que aconsejaron a Hitler en 1941 "quemar a los judíos". Hasta en Israel lo cruzaron
22 de octubre de 2015
La historia parece intentar reescribirse en forma constante.

El premier israelí, Benjamin Netanyhu, desencadenó una controversia al sostener que un líder palestino de la época de la Segunda Guerra Mundial había instigado el exterminio de los judíos perpetrado por el régimen de Adolfo Hitler.

Especialistas y sobrevivientes del nazismo –y hasta miembros del gobierno israelí– rechazaron los comentarios del jefe de gobierno como históricamente inexactos y por considerar que hacen el juego a los negacionistas del Holocausto al aliviar la responsabilidad de Hitler y de los nazis. La polémica se desató cuando, en un discurso ante el Congreso Mundial Judío, Netanyahu comentó un encuentro en Berlín, en noviembre de 1941, entre Hitler y el muftí de Jerusalén, Haj Amin Al–Husseini. “Hitler en esa época no quería exterminar a los judíos sino expulsarlos. El muftí fue y le dijo: ‘Si los expulsas, vendrán a Palestina’. ‘¿Qué debería hacer?’, preguntó, y el muftí le contestó: ‘Quémalos’”, afirmó el premier.

En los últimos días, el premier ha insistido en que la actual serie de ataques palestinos con cuchillos no está vinculada con la ocupación israelí de territorios de la Autoridad Palestina, como afirman los palestinos, sino con años de odio.

Horas más tarde, cuando la polémica se había disparado, Netanyahu intentó atenuar sus dichos. En una conferencia de prensa improvisada a pie de pista antes de partir en avión para Berlin, en donde tiene previsto reunirse con el Secretario de Estado norteamericano John Kerry, Netanyahu puntualizó que “Hitler fue el responsable de la solución final y del proceso de toma de decisiones”. “Es absurdo ignorar el papel jugado por el Muftí de Jerusalén Haj Amin Al-Husseini, que era un criminal de guerra y que animó a Hitler a que exterminara a los judíos europeos”, añadió en el aeropuerto de Ben Gurión. Netanyahu citó el testimonio de un ayudante de Adolf Eichmann durante los juicios de Nüremberg –en los que los jerarcas nazis capturados vivos tras la guerra fueron juzgados y condenados, varios de ellos a muerte– para sostener sus argumentos. “En ningún momento he querido absolver a Hitler de su responsabilidad, sino que he querido mostrar cómo el padre de la patria palestina quiso destruir a los judíos antes de que hubiera territorios, ocupación y colonias”, matizó irónicamente.

Las declaraciones iniciales hechas el día anterior ante el Congreso Mundial Judío en Jerusalén causaron tanto estupor que fueron contestadas hasta por miembros de su propio gobierno como el ministro de Defensa Moshe Ya´alon. Por su parte el jefe de la oposición, el laborista Isaac Herzog, reaccionó con más dureza ante la intervención del primer ministro. “El hijo de un historiador debe ser riguroso con la historia”, le reprochó Herzog, haciendo alusión a su padre, Ben Zion Netanyahu, reputado catedrático de Historia fallecido en 2012.

"Hitler escribió su aberrante obra Mein Kampf en 1939, tres años antes de que tuviera lugar la reunión con Al–Husseini”, añadió Herzog en su página de Facebook. El también diputado laborista y antiguo líder estudiantil de la Universidad de Tel Aviv, Itzik Shmuli, fue más allá, señalando que “es una vergüenza que el primer ministro de Israel les haga el juego a los negacionistas del Holocausto”. Y el portavoz del grupo parlamentario árabe en la Knesset Lista Unida, Ayman Odeh, le reprochó que “se dedique a reescribir la historia para así incitar contra los palestinos”.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbás, condenó las palabras de Netanyahu como una “fórmula para evadir los derechos palestinos”. En una rueda de prensa conjunta con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, Abbás conminó a la comunidad judía a “responder a sus mentiras sobre el nazismo y sobre el Holocausto”.

Tambiién el gobierno alemán se distanció de los dichos de Netanyahu. “Somos conscientes de la responsabilidad primigenia de Alemania en este crimen a la humanidad. No veo razón por la cual debierámos cambiar nuestra visión de la historia”, señaló el portavoz, Steffen Seibert. La prensa germana destacó incluso que la persecución de los judíos comenzó mucho antes de la visita del gran muftí a Hitler y que en ese entonces el genocidio ya estaba en marcha.