Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Sorpresa electoral y un fuerte reclamo de cambios
Macri forzó un balotaje en una elección en la que casi terminaron empatados con Sciol. Vidal liquidó a Aníbal Fernández y será la primera gobernadora bonaerense
25 de octubre de 2015
El candidato presidencial por Cambiemos, Mauricio Macri, logró forzar con una gran elección un balotaje ante el oficialista Daniel Scioli, en un escenario político inédito desde que rige el sistema de doble vuelta, en tanto, María Eugenia Vidal produjo el gran impacto político de la jornada al derrotar a Aníbal Fernández y convertirse en la gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires.

Con el 97,13 por ciento de las mesas escrutadas, Scioli obtenía el 36,9% y Macri el 34,3%, en una reñida y sorprendente elección que deja las puertas abiertas a un triunfo de la oposición el 22 de noviembre próximo.

En esa disputa será clave el 21,3% obtenido por la fuerza de Sergio Massa.

De esa forma, el frente Cambiemos sumó casi 6 puntos desde las primarias de agosto, mientras que el Frente para la Victoria sufría una merma de 3 puntos.

El gran golpe político de la madrugada lo daba Vidal, quien se convirtió en la gobernadora electa bonaerense, al derrotar por cinco puntos porcentuales al candidato oficialista, Aníbal Fernández, con lo que replicó un triunfo no peronista, que no se daba en la mayor provincia del país desde 1983.

Con el 79,26 por ciento de las mesas escrutadas, la referente del PRO cosechaba 39,73 puntos y superaba al jefe de Gabinete, que se ubicaba en el segundo puesto con 34,77 puntos.

Un Mauricio Macri eufórico celebró en el centro de campaña de Cambiemos su ingreso a la segunda vuelta y les pidió a los votantes del resto de los competidores a que "se sumen".

"Les agradezco a aquellos que votaron a otros candidatos. Les hablo a los votantes de Sergio Massa, de Margarita Stolbizer, de Nicolás del Caño, de Adolfo Rodríguez Saá y hasta de Scioli, con la esperanza de que se sumen", convocó Macri.

A su vez, más temprano, Scioli dijo que logró una "victoria", lo que consideró como una muestra de "confianza convocó a que lo acompañen quienes "antes eligieron otra propuesta", al ofrecer un discurso de cara a la segunda vuelta con Macri, cuando aún no se conocían datos oficiales.

"Con mucha responsabilidad les pido que nos sigan acompañando y a quienes antes eligieron otra propuesta. Yo los convoco muy especialmente porque llegó el día en que para un argentino no hay nada mejor que otro argentino", enfatizó Scioli.

Vidal, gran ganadora de la jornada, aseguró junto a Macri desde el centro de campaña de Cambiemos en Costa Salguero: "Esta noche estamos haciendo Historia, hicimos posible lo imposible, cambiamos resignación por esperanza. Sólo quiero decirles: ¡Gracias! Un gracias enorme, gigante por tanta confianza".

La gran elección de Macri se basó en un importante resultado en la provincia de Buenos Aires, donde achicó la diferencia con Scioli a tan solo tres puntos; a lo que sumó victorias en la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza y Santa Fe.

En tanto, Nicolás Del Caño, del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), lograba un cuarto puesto histórico para esa fuerza, con el 3,42 por ciento y superar así a Margarita Stolbizer, de Progresistas, quien sumaba el 2,66 por ciento.

En cuanto a los comicios legislativos, la oposición mejoraba sus previsiones desde las primarias y el Frente para la Victoria perdía unas 17 bancas propias en la Cámara de Diputados, de acuerdo a los primeros cálculos.

La oposición lograba esta noche alzarse con una Gobernación que desde 1983 estaban en manos del Justicialismo: Gerardo Morales se impuso en Jujuy con los apoyos de Macri, Massa, Stolbizer y Rodríguez Saá.

El peronismo disidente, a su vez, recuperó Chubut, donde el exgobernador Mario Das Neves derrotó al oficialista Buzzi; al tiempo que volvió a imponerse en La Pampa de la mano de Carlos Verna, quien triunfaba sobre una coalición del PRO y la UCR; en tanto que revalidó como desde 1983 su gestión en San Luis, con Alberto Rodríguez Saá.

Por su parte, el oficialismo ratificaba su primacía en Formosa, con una nueva reelección de Gildo Insfrán; al tiempo que se impuso una vez más en Entre Ríos, con un triunfo del kirchnerista Gustavo Bordet.

El Frente para la Victoria también seguirá al frente del Ejecutivo sanjuanino, con el triunfo de Sergio Uñac, actual vicegobernador de la provincia; al tiempo que también se imponía en Catamarca, donde Lucía Corpacci era reelecta.

También en Misiones, el oficialista Hugo Passalacqua se convertirá en el sucesor de Maurice Closs.

En Santa Cruz, cuna del kirchnerismo, con sólo el 20 por ciento de las mesas escrutadas, Alicia Kirchner se convertía en la gobernadora electa.

La concurrencia a las urnas fue alta, en torno al 80 por ciento, la mayor desde los comicios nacionales de 1999.