Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El FPV perdió en distritos de Aníbal
Cayó en las intendencias de Quilmes (ganó el chef Martiniano Molina) y Morón, terruños de los integrantes de su fórmula a gobernador y vice
25 de octubre de 2015
El Frente para la Victoria (FpV) perdió hoy las intendencias de Quilmes y Morón, los dos terruños de los integrantes de su fórmula a gobernador y vice en la provincia de Buenos Aires, Aníbal Fernández y Martín Sabbatella, respectivamente.

En Quilmes, el kirchnerista Francisco "Barba" Gutiérrez cayó frente al cocinero y exjugador de handball Martiniano Molina, de Cambiemos, fuerza política que también celebró el triunfo en Morón con Ramiro Tagliaferro a la cabeza.

Tagliaferro venció a Hernán Sabbatella, hermano de Martín, en la batalla por la jefatura comunal: el ganador es marido de María Eugenia Vidal, que este domingo se imponía sobre Aníbal Fernández en la disputa por la Gobernación bonaerense.

En La Plata, sede del Poder Ejecutivo de la Provincia, también ganó el frente Cambiemos, que postula a Mauricio Macri como candidato a Presidente de la Nación: Julio Garro superó al intendente Pablo Bruera y por primera vez en 24 años la capital provincial dejará de tener un intendente peronista a partir del 10 de diciembre próximo.

Un nuevo y sorprendente mapa político quedaba delineado en el Gran Buenos Aires tras las elecciones de este domingo, ya que históricos intendentes como Hugo Curto, Luis Acuña, Humberto Zúccaro e incluso Jesús Cariglino y hasta Francisco "Barba" Gutiérrez perdían en sus distritos y se veían forzados a abandonar el cargo en diciembre próximo tras largos años de mandato.

Curto en Tres de Febrero, Cariglino en Malvinas Argentinas, Acuña en Hurlingham, Zúccaro en Pilar y Gutiérrez en Quilmes, donde se imponía el cocinero y exjugador de handball Martiniano Molina, del frente Cambiemos, caían en desgracia de igual modo que los "barones" Raúl Othacehé y Mariano West, quienes habían sufrido una ruidosa derrota en las PASO.

Mientras tanto, en Lanús, el secretario de Justicia de la Nación y militante de la agrupación kirchnerista La Cámpora, Julián Álvarez obtenía una ajustada victoria (por unos 3.500 votos) sobre el ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, al conocerse pasadas las 24:00 del domingo los primeros cómputos oficiales de los comicios.

El periodista Diego Valenzuela, del frente Cambiemos Buenos Aires, doblegó al metalúrgico Curto, que abandonará el Poder el 10 de diciembre próximo después de 24 años de mandato, mientras Leonardo Nardini, del Frente para la Victoria (FpV) e integrante de la agrupación Kolina, ratificaba su desempeño de agosto pasado y superaba por escaso margen a Cariglino, del massismo.

Así, Malvinas Argentinas cambiaría de mando tras dos décadas de "cariglinismo", en tanto en Hurlingham se impuso Juan Horacio "Juanchi" Zabaleta del FpV sobre Acuña, también enrolado en el Frente Renovador, y en Pilar el kirchnerista Zúccaro no logró vencer al candidato de Cambiemos, Nicolás Ducoté, semanas después de su ajustado triunfo en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

De todos modos, el resultado más resonante se produjo en Quilmes, donde el "Barba" Gutiérrez tropezó frente a Molina (PRO) y tendrá que marcharse de la jefatura comunal luego de ocho años de mandato: "Agradezco a todos los quilmeños que confiaron en mí hoy al momento de votar, quiero decirles que no les voy a fallar", afirmó el cocinero en su cuenta de la red social Twitter.

"Este domingo los quilmeños expresaron su deseo de vivir mejor y los convocó a todos a laburar por el cambio que tanto necesitamos", remarcó, minutos antes de que Gutiérrez admitiera su derrota: "Lamentablemente no tenemos la suerte de decir que hemos ganado", expresó el dirigente metalúrgico.

Molina añadió: "Les pido un favor, dejemos de lado la violencia y trabajemos juntos con dedicación y amor por esta ciudad que nos vio crecer", y enfatizó: "Empecemos a cambiar hoy por los más pequeños, los adultos mayores, los discapacitados, los sectores vulnerables y por todos los vecinos".

Por su parte, Zúccaro reconoció que "se ha perdido en todo el distrito" y dijo que llamó por teléfono a Ducoté para felicitarlo por su labor.

"Hoy nos tocó perder. La gente pedía un cambio. No estoy en condiciones dedicarme a la oposición, me voy a dedicar a la familia, voy a dar un paso al costado", agregó, en declaraciones a la prensa en su búnker.

"Tal vez no supimos entender lo que la gente quería. Nos ponemos a disposición para entregarle como corresponde el municipio", completó.

En kirchnerismo y el massismo trastabillaron por igual en estos comicios en el populoso Conurbano bonaerense, donde el FpV perdió la intendencia de Morón en manos de Ramiro Tagliaferro, esposo de María Eugenia Vidal y verdugo de Hernán Sabbatella, hermano de Martín y portador de un apellido de peso en el barrio.

En tanto, en San Miguel, otro massista, Joaquín de la Torre, lograba salvar el cargo en una reñida disputa voto a voto frente al candidato del FpV Franco La Porta, respaldado por La Cámpora y el sciolismo: el Frente Renovador de Sergio Massa sí logró ganar en Tigre, su pago chico, y se imponía en San Fernando con Luis Andreotti a la cabeza.

Cerca de allí, en San Isidro, Gustavo Posse arrasaba en los comicios de este domingo y obtenía su reelección con más del 50 por ciento de los votos (53,36%), de igual modo que Jorge Macri en Vicente López (54,08%).

En Merlo, donde Othacehé abandonará la intendencia el 10 de diciembre tras 24 años de gestión, se impuso el sciolista Gustavo Menéndez, mientras que Moreno, el dirigente de La Cámpora que venció a West en agosto pasado, Walter Festa, será el nuevo jefe comunal.

En tanto, en Almirante Brown, Mariano Cascallares se alzó con la victoria después de haber doblegado en las PASO a Darío Giustozzi, que falló en su ambición de regresar con éxito al FpV tras haber llegado a convertirse en mano derecha de Massa en el Frente Renovador.

Así como Nardini se imponía en Malvinas Argentinas, otro dirigente de Kolina, Ariel Sujarchuk, se quedó con el triunfo en Escobar, mientras en Marcos Paz, el exintendente Mario Ishii afirmó que ganaba con comodidad, al obtener -según dijo- una ventaja de más de 40 puntos sobre sus contrincantes.

Finalmente, como se esperaba, el FpV se impuso en numerosos distritos de la primera y de la tercera sección electoral, como La Matanza, Avellaneda, Berazategui, Lomas de Zamora, Florencio Varela, Esteban Echeverría, Ezeiza y San Martín -con el triunfo del exmassista Gabriel Katopodis- además de los mencionados Moreno y Merlo.