Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Así fueron los atentados coordinados en París
Los ataques fueron simultáneos y abarcaron desde el Estadio de Francia hasta el teatro Le Bataclan, donde se produjo la mayor cantidad de víctimas. Decenas de heridos graves
13 de noviembre de 2015
En un hecho sin precedentes en la historia de Francia, siete atentados terroristas simultáneos provocaron una carnicería en las calles de París, la ciudad "luz" que quedó en la más perpleja oscuridad.

En total se contabilizaron 153 muertos, aunque la cantidad de víctimas irá en ascenso porque muchos de los heridos estaban muy graves.

Los ataques, perpetrados por fundamentalistas islámicos al grito de "¡Alá es grande!", fueron coordinados, lo que demuestra el grado de preparación de los fundamentalistas. La policía de ´la capital francesa se vio desbordada por la cantidad de alertas que iban sucediéndose una tras otra entre las 21 y las 22. El más grave de los hechos sucedió en el teatro Le Bataclan, donde mil quinientas personas disfrutaban de un concierto de rock. Más de 100 espectadores resultaron ejecutados.

El primer ataque se produjo en el Stade de France, Saint Denis, cuando durante el primer tiempo del partido amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania tres explosiones se escucharon cerca del Stade de France, uno de los más importantes del país. La primera de ellas se pudo oir alrededor de las 21:20 de la noche, fue un estallido corto y seco. El siguiente "estallido" se escuchó pocos minutos después mientras se abría paso en el aire helado. Luego, otra detonación ocurrió afuera del estadio. El presidente francés, François Hollande, quien asistía al partido, fue evacuado inmediatamente, mientras que se reforzó la seguridad en las entradas y salidas del estadio. El partido se jugó hasta el final y el público fue desalojado finalmente en un ambiente de calma relativa. En las afueras del estadio fallecieron cinco personas como consecuencia de los tres ataques, perpetrados por kamikazes.

El segundo ocurrió sobre las 21:30 hora local en las terrazas de los bares Le Carrillon y Petite Cambodge, en el Distrito X de París, junto al canal Saint Martin. Allí dos hombres a cara descubierta abrieron fuego con armas automáticas sobre los clientes. "Fue surrealista, todo el mundo estaba por el suelo, nadie se movía", explica una testigo de los hechos. "Estaba todo muy tranquilo, nadie comprendía lo que pasaba. Un joven portaba en sus brazos una chica. Parecía estar muerta", añadió. Fue una matanza. Las autoridades confirmaron 14 víctimas fatales. En tercer término le tocó a la Fontaine au Roi, cuando en la pizzeria Casa Nostra minutos después de las 21.30 sucedió un hecho similar. Uno de los terroristas islámicos comenzó a disparar contra los comensales que se encontraban en la terraza del lugar. Provocó un baño de sangre. Varias ráfagas de una "ametralladora automática" abatieron a al menos cinco personas, según un testigo, Mathieu, de 35 años. "Había al menos cinco muertos a mi alrededor, otros en la calle, sangre por todos lados. Tuve mucha suerte". Hubo cinco muertos y ocho personas fueron heridas de gravedad.

A las 21:40, en el cuarto ataque, los terroristas irrumpieron con sus Kalashnikov en uno de los teatros más concurridos de la "ciudad luz". Fue allí donde ocurrió la mayor de las masacres ocurrió en el teatro Le Bataclan, donde más de 100 personas fueron acribilladas por los terroristas islámicos. En total había mil quinientas personas disfrutando de un concierto de rock. Los testigos, desesperados El conteo de víctimas mortales se elevaba en las primeras horas del sábado 14 de noviembre a los 112 personas. El quinto ocurrió en el concurrido Bulevard Voltaire, cuando un tiroteo en plena calle a las 21.20 sorprendió a los transeúntes. Como consecuencia del accionar fundamentalista se produjo un muerto.

El sexto llegó en el boulevard Beaumarchais, cuando pasadas las 21.40 se dio inicio a un tiroteo, pero sin dejar víctimas fatales. La policía logró advertir a tiempo a los transeúntes que allí se encontraban, poniéndolos en alerta. "Vuelvan a sus casas, son terroristas", se escucharon los gritos. Sin muertos aunque varios heridos como consecuencia del accionar de los radicales islámicos.

El séptimo se produjo en la Rue Charonn, cuando un hombre disparó varias ráfagas desde el interior de un automóvil. Luego los disparos mermaron. La escena posterior al accionar terrorista fue calificada por los transeúntes como una "verdadera pesadilla". "Los cuerpos están tendidos sobre la calle", señaló Jeremy Cliffe, periodista de The Economist desde el lugar.

Un hombre dice haber escuchado disparos durante "dos, tres minutos", "ráfagas". "Vi varios cuerpos ensangrentados por el suelo. No sé si estaban muertos", asegura. Según él, un café y un restaurante japonés fueron el blanco de los disparos. Allí fueron ejecutados por los extremistas islámicos 18 personas.