Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
TV: Jessica Jones, heroína sin máscara
Protagonizada por la genial Krysten Ritter, la serie es una nueva colaboración entre Marvel y Netflix. El comic y la TV se vuelven a dar la mano
20 de noviembre de 2015
A partir de una nueva asociación entre Marvel y Netflix, se estrenó la serie Jessica Jones, con una atractiva heroína sin máscara que tiene fuerza descomunal.

Si Daredevil hablaba de fe, “Jessica Jones es una historia de redención personal”, dice Melissa Rosenberg, creadora de la serie.

“Es una historia muy íntima sobre una heroína que no intenta salvar la ciudad, solo sobrevivir”, dice la protagonista, Krysten Ritter, a quien ya se vio en numerosas comedias y en la alucinante Breaking Bad.

La nueva serie también cuenta con el atractivo de la participación de la canadiense Carrie-Anne Moss, quien alcanzara fama internacional en 1999 por interpretar a Trinity en la saga de Matrix junto a Keanu Reeves.

Ahora, está de vuelta. Para la actriz de 48 años, encargada de darle vida a Jeryn Hogarth, una abogada poderosa que gusta de las relaciones lésbicas y empleará los servicios de Jessica, la industria del entretenimiento se ha ido transformando y aplaude el tipo de propuestas originales que ofrecen plataformas como Netflix, que se adaptan a los nuevos tiempos y a las necesidades de los consumidores.

La ficción también servirá para presentar al protagonista de la tercera serie nacida de la colaboración entre Netflix y Marvel, Luke Cage, que se estrenará en 2016.

“Mi personaje vivirá en un mundo completamente diferente. Hay un Luke Cage de Hell’s Kitchen y otro de Harlem”, explica el actor Mike Colter, quien encarna al personaje. Tras su estreno, empezarán a rodar la miniserie The Defenders, donde figurarán los tres personajes y, quizá, algunos de sus secundarios.
Es la primera heroína de Marvel que cuenta con serie propia, disponible en Netflix desde hoy.

“Le dimos una buena paliza”, reconoce Melissa Rosenberg, creadora de la ficción y encargada de adaptar el personaje de los cómics a la pantalla. “No solo Krysten acabó llena de moratones y dolores; también se accidentaron tres especialistas”, añade.

Aunque define Jessica Jones como “un drama humano”, la actriz, cuya carrera despegó por su papel de novia de Jesse Pinkman en Breaking Bad, tuvo que ganar cinco kilos de músculo para poder afrontar las escenas de acción.

“Fueron muchas, porque mi personaje no lleva máscara y es muy difícil esconderla”, incide.

Jessica Jones es una superheroína sin máscara. Va de frente, dice todo lo que piensa y hace todo lo que quiere.

Esconde sus superpoderes por razones que se irán desvelando en la primera temporada, aunque de vez en cuando los usa para realizar su trabajo como investigadora privada.

“Es un gran papel en todos los sentidos: una mujer fuerte, dura, vulnerable y traumatizada, pero no una víctima. Ni quiere que la vean así. Es divertida”, explica la actriz. “He interpretado a muchas chicas fabulosas en mi carrera y esta es lo contrario: va sucia, con cicatrices, no se maquilla, sólo viste vaqueros, zapatillas, ropa cómoda”, agrega.

“En todas las series, cuando aparece una mujer policía o una investigadora, en el primer episodio siempre lleva taconazos y vestido y nosotras dijimos: ‘Ni de broma Jessica Jones va a aparecer así”, tercia Rosenberg, quien lleva detrás de Jessica Jones desde 2010, cuando intentó adaptar el cómic para la cadena ABC.

Tras Daredevil, esta es la segunda serie que nace del acuerdo entre Marvel y Netflix. Como aquella, es una historia oscura, en los callejones sucios de una Nueva York “casi distópica”, señala Rachael Taylor, la actriz australiana que interpreta a Trish, la mejor amiga de la infancia de Jessica. “Lo que más me gustó del guion fue su manera de explorar las relaciones entre mujeres, de la forma más real posible, con todos sus matices y complicaciones”, continúa Taylor. Sin embargo, ni Rosenberg ni Ritter quieren darle importancia a este aspecto. “Nunca lo pensamos desde un punto de vista de género. El personaje no está definido por eso; es simplemente un gran personaje”, defiende la guionista. De hecho, el argumento principal gira en torno a la relación de Jones con dos hombres: uno del pasado y de quien huye, Kilgrave (interpretado por David Tennant) y otro que es su presente y quizá su futuro, Luke Cage (Mike Colter).

Kilgrave es conocido en los tebeos como El Hombre Púrpura. En la serie, el villano al que interpreta Tennant solo “lleva alguna prenda en esa gama de colores en cada escena”, precisa la diseñadora de vestuario, Stephanie Maslansky.
Trailer de la serie de TV Jessica Jones