Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Vanoli renunció al BCRA tras una fuerte presión
"Tomo esta decisión en el marco del resultado electoral y después de una profunda reflexión, con la serenidad de espíritu que siento por haber defendido mi compromiso", señaló
9 de diciembre de 2015
El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, presentó esta tarde su renuncia al cargo.

"Tomo esta decisión en el marco del resultado electoral y después de una profunda reflexión, con la serenidad de espíritu que siento por haber demostrado y defendido mi compromiso con nuestro país y nuestro pueblo", indicó Vanoli en la carta de renuncia.

Vanoli mantuvo durante el mediodía un encuentro con quien fue designado su sucesor, Federico Sturzenegger. Se despidió con una carta de seis carillas dirigida a la saliente presidenta Cristina Kirchner en la que habla del resultado electoral, su dedicación a la entidad monetaria, los ’90 y el neoliberalismo, entre otras cosas.

“Quiero transmitirle mi especial gratitud por la confianza depositada (…) Tomo esta decisión en el marco del resultado electoral y después de una profunda reflexión, con la serenidad de espíritu que siento por haber demostrado y defendido mi compromiso con nuestro país y nuestro pueblo”, expresa Vanoli en los primeros párrafos de su misiva.

El saliente titular del BCRA recuerda su “extensa trayectoria técnica” desde que entró hace 27 años al Banco Central “por concurso público” y su paso, entre otros, por la CNV y el Grupo Fénix, y elogia políticas de los Kirchner como “la reversión progresiva de la herencia neoliberal”, “la defensa de la dignidad y la soberanía nacional en las negociaciones internacionales” y “la recuperación de los fondos previsionales” y de YPF.

Menciona además las “condiciones sumamente adversas” en las que asumió al frente del BCRA y las “maniobras especulativas cambiarias” que, dice, intentaban “condicionar el rumbo de la política económica” y que desde el Banco Central, se jacta, pudieron contrarrestar.

Vanoli celebra que en su gestión consiguió “una baja sustancial del valor del dólar ilegal y de otros dólares implícitos”, un aumento de “los plazos fijos en pesos y en pesos”, la recuperación fuerte del crédito y una baja significativa de la inflación.

También se defiende de los que lo acusan de haber vaciado las arcas de la entidad monetaria: “Aunque desde ciertos sectores se intenta instalar la falsa idea de que las reservas ‘están en cero’, la realidad indica otra cosa”, asegura, antes de prácticamente sumar los alrededor de u$s 25.000 millones actuales de las reservas con los u$s 11.000 millones que, sostiene, tiene retenidos en exportaciones el campo, algo por lo que culpa a “la expectativa de una gran devaluación que instalaron los sectores concentrados” y transformó en promesa el macrismo.

La carta elogia luego la “flotación administrada” y cuestiona las devaluaciones para pasar más adelante a la necesidad de una “regulación financiera macroprudencial” en virtud de la experiencia del G20 frente a las crisis que adjudica a una “liberalización a ultranza” y agrega que esos principios “se ven reflejados en la encíclica Evangelii Gaudium” del Papa Francisco.

Por último, dice que nunca estuvo en su ánimo concebir “una eventual permanencia en el Banco Central como obstáculo para el buen ejercicio de Gobierno de las autoridades electas”. Y tras señalar que Néstor Kirchner mantuvo en su cargo a Alfonso Prat Gay y que Cristina también admitió “durante casi dos años” a Martín Redrado, da a entender que a él le cuestionaban su eventual permanencia por su orientación política, pero que eso no pasaría si fuera liberal y el que asumiera fuera un gobierno de centroizquierada.

“Renuncio al cargo de Presidente del BCRA, pero de ninguna manera a seguir luchando. Seguirá trabajando, desde el lugar que me toque ocupar, por la construcción de un país socialmente justo, económicamente libre y políticamente soberano”, concluye la renuncia.