Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
También subirían las tarifas de colectivos y trenes
El Gobierno dijo que analiza cambios en los subsidios al transporte, sin dar muchas precisiones. Se teme que la decisión termine impactando más sobre el bolsillo de los usuarios
30 de enero de 2016
Los extenuados bolsillos de los consumidores podría sufrir otro impacto que no se agota en el tarifazo en el servicio de electricidad.

El transporte público será el próximo paso de la "revisión de costos" en los servicios, anunció hoy el ministro del área, Guillermo Dietrich, quien prometió que los subsidios a colectivos y trenes "van a continuar pero con cambios", mientras los usuarios ya temen sufrir nuevos aumentos.

Tras el fuerte incremento del 500% promedio en las tarifas de electricidad, el ministro de Transporte salió ahora a señalar que se irá "modificando el modelo" aplicado hasta ahora al sector bajo su área.

"Siguen los subsidios pero estamos terminando de ver las estructuras de costos, la evolución de los últimos meses del año. Hay un montón de costos del sistema que no fueron reconocidos desde hace 7 u 8 meses. Estamos evaluando todos los números para tomar definiciones", dijo Dietrich a Radio Continental.

A principios de enero, el funcionario había deslizado que los usuarios del sistema de transporte público de colectivos y trenes de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano comenzarían a recibir directamente los subsidios que hoy están yendo a las empresas que operan esos servicios.

Según un reporte que llegó a manos de Dietrich, el kirchnerismo repartió más de $200.000 millones en energía y transporte durante 2015.

De ese total, $70.000 millones fueron a parar a colectivos y trenes.

En el caso de los colectivos, hay polémica sobre la cantidad real de personas transportadas mensualmente y sospechas oficiales de que las empresas "inflan" planillas para recibir más subsidios, por lo que se busca que los fondos vayan directamente a los usuarios.

El ministro señaló que en el área metropolitana de Buenos Aires los precios de los boletos de colectivo no aumentan desde julio de 2014, lo cual hace temer a los usuarios que todo el cambio termine en un incremento del dinero que sacan de su bolsillo para viajar, en un escenario de alta inflación.

Dietrich diferenció la situación de colectivos y micros con las de los ferrocarriles: "El boleto de tren ha ido aumentando a medida que se fueron haciendo inversiones. Hoy hay trenes en los que se paga un peso, otro 2 pesos y creo que hay algún tren que se paga 3".

Admitió que si bien las variaciones en términos nominales es chica, en porcentual es muy grande".

Dietrich señaló que "se trabaja en distintos planos: el tarifario y la estructura de costos" y adelantó que "a medida que se consolide toda la información, se tomarán las decisiones, con una visión de mediano y largo plazo".

Entre los planes del gobierno figura la implementación de una "tarifa multimodal plana", que privilegiará "a los que viven más lejos, que son los que menos tienen respecto de los que viajan en auto", sostuvo.

Diferenció "la situación que se vive en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano con lo que ocurre en las provincias, principalmente el interior de Buenos Aires, donde todo está peor".

Ante ese escenario, reveló que están trabajando para implementar el sistema SUBE en todo el país -ya se firmó acuerdo con Jujuy-, ya que es "un sistema que funciona muy bien" y que "es un aporte muy importante" hacia adelante.

Dietrich dijo que "el Gobierno anterior tuvo una constante discriminación para el Interior. Nosotros estamos comprando todas las máquinas SUBE para el interior. Pero en todo te encontrás con una piedra. Cuando quisimos sacar la licitación estaba todo muy armado. De mínima, los pliegos de las compras de las máquinas no posibilitaban tanta competencia".

No obstante, reconoció que el sistema SUBE "funciona muy bien. Es un aporte muy importante para todo lo que queremos hacer para adelante".

"A mediano o largo plazo la tendencia será ir a un subsidio más orientado con la capacidad económica de la demanda y a un sistema donde vayamos a una tarifa plana multimodal", indicó.

La tarifa multimodal permitiría aplicar una tarifa única en un período determinado para combinar el transporte en colectivos, trenes o subtes.

Dietrich dijo que "con la tarjeta SUBE en el área metropolitana tenemos un control de costos bastante importante, en la provincia de Buenos Aires no tanto, en el Interior en algunos lugares sí y en otros no".