Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Amigo de Macri se quedó con millonaria licitación
Nicolás Caputo, muy cercano al presidente de la Nación, obtuvo la licitación para construir los edificios del reactor 10 de la Comisión Nacional de Energía Atómica por $ 800 millones
31 de enero de 2016
Nicolás Caputo, un empresario íntimo amigo del presidente Mauricio Macri, obtuvo la licitación para construir los edificios del reactor 10 de la Comisión Nacional de Energía Atómica por unos 800 millones de pesos, lo cual hace prever otra polémica con la oposición. Durante los años de gestión del kirchnerismo se criticó el llamado "capitalismo de amigos", porque numerosas empresas vinculadas con el matrimonio Kirchner se beneficiaron con contratos y aportes multimillonarios.

De acuerdo con la información oficial, el gobierno adjudicó a la firma Caputo SAIC. y F una obra de gran envergadura por $796,7 millones.

La pagina de la CNEA indica que "inició la ejecución del proyecto de diseño, construcción y puesta en marcha del reactor de investigación multipropósito RA-10, fundamentalmente, para aumentar la producción de radioisótopos destinados al diagnóstico de enfermedades".

El Grupo Caputo se dedica a los negocios de la construcción, producción de equipos de aire acondicionado y energía a través de varias empresas, y experimentó un fuerte crecimiento en los últimos años con grandes obras en la Ciudad de Buenos Aires y otros lugares del país.

"Con este proyecto -dice la CNEA-, la Argentina busca ampliar las capacidades actuales de producción de radioisótopos (el reactor RA-3, ubicado en el Centro Atómico Ezeiza), sumando desarrollo tecnológico en el campo de los combustibles y materiales nucleares, mediante instalaciones de irradiación adecuadas que permitan incrementar la experiencia que el país tiene en el área y expandiendo la oferta de servicios al mercado mundial".

Cerca del grupo empresarial de Caputo recordaron que la licitación de la obra se realizó en octubre último y el 9 de diciembre, todavía durante el gobierno de Cristina Kirchner, obtuvo un dictamen favorable, pero la adjudicación se efectivizó ahora.

La amistad inquebrantable entre Caputo y el presidente se cimentó en sus años de estudio pero tuvo un punto culminante cuando Macri fue secuestrado y mantenido dentro de un ataúd durante varios días en 1991, en un hecho que conmocionó el país y mantuvo en vilo al gobierno de Carlos Menem.

El 3 de septiembre de 1991, Franco Macri -padre de Mauricio- aceptó pagar 6 millones de dólares por el rescate de quien sería presidente 24 años después.

Caputo, a quien apodan "Nicky", fue quien junto a Roberto Pascual, el chofer de Mauricio Macri, aceptó llevar la plata.

"El 2 de septiembre, a las 21, el señor Francisco Macri me comunicó que había llegado el momento y que lo esperara al día siguiente, a las 9, en la esquina de Tucumán y Carlos Pellegrini, frente al Teatro Colón. Allí debía encontrarme con Nicolás Caputo quien estaría a bordo de un Peugeot 505 gris alquilado", relató Pascual en su momento al juez de la causa Nerio Bonifati.

La historia tuvo final feliz y desde ese día la amistad entre Macri y Caputo terminó de consolidarse para siempre.