Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Macri convocó a las centrales sindicales
Moyano, Caló, Barrionuevo, Cavalieri y Martínez están entre los invitados para este jueves en Olivos. Busca bajar las tensiones por paritarias y confirmar el proyecto de rebaja de Ganancias
8 de febrero de 2016
Referentes de las principales centrales sindicales fueron convocadas por el presidente Mauricio Macri a una reunión en Olivos, en la que les plantearía la necesidad de bajar la presión en las paritarias y les daría más detalles sobre la reducción del impuesto a las Ganancias sobre los salarios.
Macri convocó a Hugo Moyano (CGT Azopardo), Antonio Caló (CGT Alsina), Luis Barrionuevo (CGT Azul y Blanca), Armando Cavalieri (Comercio), Gerardo Martínez (UOCRA), Juan Carlos Schmid (CATT) y Gerónimo Venegas (UATRE).

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, venía preparando el escenario para el primer encuentro formal entre el presidente y los gremios, y la convocatoria se aceleró luego de las controversias sobre si la estimación del 25% de inflación para este año por parte del Gobierno implicaba un techo o un marco para las negociaciones paritarias.

Los referentes sindicales cuestionaron las declaraciones de funcionarios del Gobierno marcando como una referencia -en principio se había interpretado como un techo, luego lo relativizaron- la inflación estimada entre un 20% y 25%.

Y argumentaron que sus propias mediciones la ubicarían por encima del 32%.

Para lograr su objetivo de que las paritarias cierren por debajo del 30% (entre el 24% y el 28%, según los gremios), el Gobierno buscará incluir en las negociaciones la suba del mínimo no imponible de Ganancias, la ampliación de la Asignación Universal por Hijo y las asignaciones familiares y la devolución del IVA en los productos de la canasta básica para los beneficiarios de programas sociales, además de la promesa de liberar 26 mil millones de pesos para el Fondo Solidario de Redistribución, para repartir entre las obras sociales sindicales, una herramienta que los gremialistas consideran clave.