Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Críticas al intendente de La Matanza
Hay malestar por la utilización política de la universidad de ese distrito, institución que tiene uno de los mejores resultados educativos de la Argentina
16 de febrero de 2016
Los cuestionamientos al exintendente Fernando Espinoza no surgieron, exclusivamente, de la propia interna partidaria del peronismo, sino que, en su propio terruño, La Matanza, sus actitudes generaron resquemores porque la utilización de un organismo nacional, autónomo y autárquico como la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) para obtener rédito político y satisfacer sus aspiraciones personales despertaron las críticas de la comunidad educativa y académica. “La Universidad es un organismo nacional que está emplazado en la Provincia y, a su vez, en La Matanza, pero depende del Ministerio de Educación y del Congreso en lo que a su presupuesto respecta. Por lo tanto, es totalmente independiente del gobierno municipal y no existe ninguna subordinación jurídica ni de ninguna naturaleza con el Municipio, porque somos una institución autónoma y autárquica“, aclaró Fernando Luján Acosta, decano del Departamento de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNLaM.

“La Universidad fue creada por una ley del Congreso, cuenta con un presupuesto nacional y las tomas de decisiones son propias y a ello también se debe su trayectoria”, coincidió Martín Pérez Rodríguez, coordinador de la Licenciatura en Educación Física, quien, asimismo, destacó que “la matrícula es cada vez mayor y la retención ha mejorado mucho en los últimos cinco años porque incorporamos a docentes orientadores que apuntalan a los chicos a lo largo de toda la carrera”. “Eso tiene que ver con una gestión propia de la Universidad, que está atenta a las necesidades de sus alumnos”, completó.

En más de una oportunidad, Espinoza buscó capitalizar la gestión de la Universidad a su favor, por ejemplo, instalando carteles a lo largo y a lo ancho del Distrito como si el auspicioso presente de la UNLaM y su alto nivel de retención e inclusión educativa dependieran de su rol institucional al frente del Municipio. Del mismo modo, durante la campaña electoral del año pasado, distintos spots televisivos que apuntaban en el mismo sentido rotaron por las pantallas de numerosos canales de llegada masiva.

“Es muy importante que los estudiantes y la comunidad en general sepa cómo son las cosas porque constituimos un gran factor de inclusión y contención social. Por eso, molesta tanto la utilización política de una institución tan prestigiosa como la UNLaM”, planteó en ese sentido Ricardo Faraldi, presidente de la Asociación de Graduados.

En la misma línea, Santiago Letelle, presidente del Centro de Estudiantes, criticó que la “Universidad sea utilizada para obtener rédito político”. “La Universidad representa a la academia y la academia está por encima de las rencillas políticas. El gobierno municipal no tiene ninguna injerencia en la gestión de esta institución y, por lo tanto, que una autoridad municipal hable en nombre de ella genera confusión y necesitamos salir a aclarar que no es así”, analizó.

“El crecimiento de la UNLaM tiene que ver, principalmente, con las políticas internas que se generan para que los chicos ingresen y se queden: hay becas para apuntes, hay sistemas de tutorías, hay un comedor con precios muy bajos y eso hace que los alumnos se identifiquen con la Universidad”, concluyó Letelle.