Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Lagomarsino dice no entender lo que pasa
El colaborador de Nisman buscó despegarse de la dura acusación que le hizo el fiscal Sáenz. "No entiendo, no soy abogado", se atajó
25 de febrero de 2016
Tras quedar en una posición complicada,Diego Lagomarsino, el ayudante informático que le entregó a Alberto Nisman el arma con la que luego apareció muerto, buscó desentenderse hoy del dictamen del fiscal Ricardo Sáenz que determinó que se trató de un "homicidio". "Me acabó de enterar hace 10 minutos, él (Sáenz) puede decir lo que quiera, tendrá las pruebas para decirlo", afirmó.

Lagomarsino sostuvo que "está probado que yo no fui y si no está determinado, se terminará de probar".

El dictamen del fiscal le apunta a un "arma amiga", para fundamentar su decisión de dictaminar en línea de la hipótesis del homicidio. "Hay suficientes pruebas que me sacan a mí del momento en que murió él (Nisman)", indicó.

"Lo que diga Sáenz tendrá que decirlo con las pruebas para mostrarlo", desafió Lagomarsino.

"A mí me llama, me pide un arma (Nisman) y yo se la llevo, lo que pasó antes si llamó a 25 personas, eso está en la causa, yo no lo puedo saber", contó. Reveló sus diferencias con la ex de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, quien le apuntó a él como presunto partícipe. "Yo actué con la mejor voluntad de no hacerle un daño a nadie y Alberto de alguna forma lo sabe, porque sabe que estoy diciendo la verdad", sentenció.

Al ser consultado acerca de si a Nisman lo mataron, respondió: "No te lo podría confirmar, no lo sé".

Lagomarsino fue una de las últimas personas en ver con vida a Nisman, cuando le llevó el arma Bersa calibre 22, con la que apareció muerto en su departamento de Le Parc, la madrugada del 18 de enero.