Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Críticas a "unitarismo" del gobierno K
"Se acordó del federalismo dos días antes de irse", ironizó el ministro del Interior. Consideró justo el reclamo de provincias pero pidió "tiempo"
26 de febrero de 2016
Entre las muchas bombas de tiempo que el gobierno de Cristina Fernández dejó a su sucesor se anota la delicada relación entre las provincias y la Nación, cuyo punto neurálgico es la coparticipación y el giro de fondos.
Tal vez por ello el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, salió a cruzar duro a la ex mandataria por haber firmado poco antes de concluir 8 años en el poder un decreto que le devolvió el 15% de copartipación a las provincias.

“El gobierno kirchnerista fue el más unitario de la historia, y a dos días de irse se acordó del federalismo. Tenemos que corregir esto porque la Argentina no tiene futuro como el país unitario en que se transformó”, advirtió Frigerio y dijo que el objetivo es "trabajar con las provincias para generar un cronograma de devolución que no afectara la solvencia fiscal de la Nación”.

Frigerio recordó que el decreto que le devolvía el 15% a las provincias firmado por Fernández a días de finalizar su mandato representa un incremento de 80.000 millones de pesos al "ya abultado déficit heredado".

“Nosotros no discutimos el derecho de las provincias a reclamar lo que les corresponde y la devolución del 15% nos parece un reclamo justo, pero les pedimos tiempo para solucionarlo”, dijo el funcionario, al defender la creación del Consejo Argentino para el Nuevo Federalismo para avanzar en la devolución progresiva del 15% de coparticipación para las provincias y recalcó que ese ámbito “es el marco para el debate, el diálogo y la construcción del federalismo”. El ministro, además, afirmó que el país vivió “una inercia inflacionaria de casi diez años en los que Argentina tuvo uno de los índices de inflación más altos del mundo” y explicó que “la inflación es una de las mayores preocupaciones del Presidente”.

“Estamos haciendo todo lo posible para bajarla, pero no podemos hacerlo de un día para otro. Una reducción abrupta de la inflación implicaría un ajuste salvaje que no estamos dispuestos a hacer. En dos o tres años, trabajando intensamente desde ahora, vamos a tener índices de inflación parecidos a los de los países vecinos”, señaló.