Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
YPF-Chevron: curioso cambio de postura
Ahora que el macrismo llegó al poder, la jefa de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, avalará que parte de ese controversial acuerdo sea secreto
9 de marzo de 2016
Tras su controversial cambio de postura sobre la confidencialidad del acuerdo firmado entre YPF y Chevron, la jefa de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, debió pedir disculpas.

Es que esa oficina decidió avalar la postura de la petrolera estatal -a cuyo máximo responsable, Miguel Galuccio, el presidente Mauricio Macri le pidió la renuncia- que pide mantener en reserva determinadas cláusulas del polémico convenio. Cuando era diputada, Alonso había cuestionado a la gestión kirchnerista por respaldar la decisión de la compañía de no hacer público parte del contrato.

Además, había celebrado el fallo de la Corte Suprema que obligó a YPF a difundir la totalidad del convenio con Chevron, a raíz de una presentación judicial del senador socialista Rubén Giustiniani.

"Es importante tener conciencia de qué compañía es YPF, cómo funciona el negocio del petróleo del mundo, porque todos los contratos de la industria petrolera tienen cláusulas de confidencialidad y estas excepciones están previstas en toda la legislación internacional en materia de acceso a la información pública", dijo ahora Alonso en diálogo con radio Continental.

Durante la entrevista radial, la funcionaria aseguró que al llegar a la Oficina Anticorrupción estudió los argumentos de la compañía para no difundir las cláusulas secretas y se reunió con las autoridades de YPF. "Hay secretos de tipo comercial, científico y tecnológico que deben ser resguardados para de alguna manera favorecer las inversiones y el desarrollo de algún tipo de industrias y en este caso sería la del petróleo", señaló. "Hay un desarrollo técnico y jurídico muy impresionante y profundo justificando por qué YPF entrega el contrato, pero lo hace testado. Hay cláusulas de confidencialidad que entrarían en el régimen de excepciones del decreto 1172/2003 [Anexo VII, ley de acceso a la información]", añadió.

El 11 de noviembre último, cuando se conoció el fallo de la Corte Suprema que instaba al Estado a hacer público el acuerdo, Alonso había escrito en su cuenta de Twitter: "Tomemos dimensión de la importancia del fallo de la Corte sobre YPF-Chevron. Caen las caretas de la hipocresía K #El FraudeEsElRelato".

"Cambié mi posición porque antes no tenía la suficiente información. Hay excepciones que entran dentro del margen de la legislación. Podría haber sido irresponsable y mantener mi posición. Les pido muchas disculpas a todos públicamente", señaló.

Dijo que YPF "está sometida a controles globales muy estrictos, se maneja en un negocio donde las cláusulas confidenciales son esenciales en el negocio". Y añadió: "Es como pedirle a Coca-Cola que haga pública su fórmula".

La decisión del Gobierno de avalar la decisión de YPF de mantener en reserva parte del contrato con Chevron para la explotación de Vaca Muerta generó críticas en las filas del oficialismo. Elisa Carrió, referente de Cambiemos, la coalición que llevó a Mauricio Macri al poder, advirtió que exigirá a la Casa Rosada que muestre el convenio. "No me parece republicano que alguien se niegue a mostrar contratos", advirtió la diputada de la Coalición Cívica en América TV.

Por su parte, el diputado nacional de Pro Eduardo Amadeo se mostró sorprendido por la postura adoptada por la Oficina Anticorrupción. "Hay una orden judicial y hay que cumplirla, yo no sé si hay algún funcionario al que no le guste".

Si bien se excusó con que no estaba interiorizado en el tema, el legislador añadió: "Me parece raro [la postura de la OA] porque Alonso tiene que cumplir las órdenes judiciales".