Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Sorpresa: se dividió el Grupo Indalo
Cristóbal López se queda con el negocio del juego y le vendió a su socio De Sousa las actividades vinculadas a enegía y medios de comunicación
11 de marzo de 2016
Tras su excelente relación con el kirchnerismo, el Grupo Indalo, el imperio cuyo principal rostro es el empresarios Cristóbal López, comenzó a desmembrarse. López acordó con su socio histórico, Fabián De Sousa, separarse en los próximos días, por lo que comenzará un proceso para dividir el gigante económico que tiene negocios que van desde el petróleo y la producción industrial hasta los medios de comunicación.

De Sousa quedará como cabeza visible de los emprendimientos más controversiales, como C5N, el diario Ambito Financiero, radios y su reciente adquisición, el canal de cable CN23.

Entre otros motivos que tallaron en la pelea, aparece la adquisición de ese canal, según La Nación.

Dicen que López enfureció cuando vio que aparecía en las noticias como el encargado de despedir a más de 120 personas cuando él no estaba especialmente interesado en ese negocio.

En los próximos días, López y De Sousa comenzarán el proceso para separar sus bienes. El último se quedará con la empresa Oil, que tiene un 6% del mercado de combustibles y cuyo principal activo son una refinería en San Lorenzo (Santa Fe) y una red de más de 350 estaciones de servicio. También retendrá los medios de comunicación que hoy forman parte de Indalo.

Por su parte, López se quedará con el resto de los negocios. Es un paquete que incluye empresas alimenticias, concesionarias de autos e industrias. También se quedará con Oil M&S, la empresa desde donde germinó el grupo.

Oil M&S es, justamente, el primer negocio que compartieron López y De Sousa.

A principios de los '80 López vendió una compañía llamada Almería Austral, pero se quedó con contratos de construcción de locaciones petroleras y con un acuerdo de prestación de servicios de transporte para YPF. Fueron las bases de Oil M&S, de la que De Sousa es socio y gestiona desde aquel momento.