Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Macrismo pide votar ley contra "lacra financiera"
El diputado del PRO Luciano Laspina pidió el voto para "avanzar en sacarnos de encima a esta lacra del sistema financiero global que ha puesto a la Argentina de rodillas"
15 de marzo de 2016
Con el apoyo del massismo y del Bloque Justicialista, el frente Cambiemos logró iniciar el debate de la ley que busca llegar a un acuerdo con los fondos buitre, con la presencia de 147 diputados.

La Cámara de Diputados trata el proyecto de "Ley de la normalización de la deuda pública y recuperación del crédito", que envió el Ejecutivo para cerrar el acuerdo con los holdouts, encabezados por Paul Singer, de NML (foto).

El diputado macrista Luciano Laspina comenzó con la defensa de la propuesta oficial, que según destacó le permitirá a la Argentina saldar la deuda con "el 85 por ciento de los bonistas" con una quita del 38 por ciento" del capital y un 56 por ciento en los intereses".

"No hay nadie que seriamente ni en privado, ni público considera que hay chance de revivir la cláusula RUFO", enfatizó el legislador en su exposición.

Laspina pidió "avanzar" con el acuerdo con los holdouts, para lo que se requiere derogar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, con objeto de sacarse "de encima a esta lacra del sistema financiero".

Dijo que "todos los diputados que quieran hablar tendrán sus siete minutos, hablarán los bloques, los que tienen dictamen de minoría. Sólo la votación en general podría insumir unas 16 o 16 horas. Después viene la votación en particular".

"Llegamos a la negociación con una situación de extrema debilidad, un juez con una actitud durísima hacia la Argentina (por Thomas Griesa) y un mediador (Daniel Pollack) que había sido maltratado", recordó el legislador.

Sin embargo, según aseguró, "Argentina logró un recorte del 25 por ciento en las sentencias, lo que implica un promedio de casi el 40 por ciento de los intereses acumulados en estos años de litigio".

"Estamos conformes con la negociación. Es fácil criticar desde la tribuna, pero la Argentina logró este resultado y tenemos que avanzar para sacarnos de encima a esta lacra del sistema financiero global que ha puesto a la Argentina de rodillas y, sobre todo, impide a los bonistas que aceptaron de buena fe en 2005 y 2010 cobrar lo que les corresponde", expresó Laspina ante FM Vorterix.

Sobre eventuales juicios incluso en caso de que el acuerdo con los holdouts quede firme, el diputado oficialista remarcó que el Gobierno consultó a expertos y éstos "son contundentes respecto a que los riesgos son extremadamente bajos, son extremadamente acotados y no son motivo para evitar una solución como la que estamos proponiendo".

Los enviados de la Casa Rosada lograron convencer ayer a los representantes del Bloque Justicialista y del frente UNA, que habían pedido postergar la sesión luego de que un fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York suspendiera el levantamiento de las medidas cautelares que impiden el pago a los bonistas que ingresaron a los canjes de 2005 y 2010.

El oficialismo logró reunir a 147 diputados para dar inicio a la sesión especial. El Frente para la Victoria y el Frente de Izquierda (FIT) no dieron quórum, pero se sentaron en sus bancas una vez iniciado el debate.

Por pedido de las bancadas opositoras, el Gobierno introdujo cambios en el dictamen que se tratará en la Cámara baja, uno de los cuales condiciona el acuerdo de pago a un fallo previo a la justicia de Nueva Yorl a favor del país.También accedió a fijar un límite nominal a la emisión de deuda, que se fijará en 12.000 millones de dólares; aceptó la creación de una comisión bicameral de seguimiento del proceso de salida del default, y la introducción de una cláusula de acción colectiva, para reforzar la cobertura legal ante eventuales demandas en el caso de que esta nueva deuda deje de pagarse.

Con esas modificaciones, el oficialismo se garantizó el apoyo de los bloques que lideran Diego Bossio y Sergio Massa para tener la mayoría necesaria para arrancar el debate. Además, ambos espacios adelantaron que acompañarán la iniciativa oficial. En la misma línea se expresaron los diputados de Frente Cívico por Santiago, Juntos por Argentina, de Darío Giustozzi; el Partido Socialista; el GEN; Compromiso Federal de San Luis y monobloques como Salta Somos Todos, de Alfredo Olmedo. Con esos respaldos, Cambiemos obtendría entre 150 y 160 votos suficientes para aprobar el proyecto y girarlo al Senado.