Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Macri defendió las cesantías en el Estado
Denunció que la mayoría de los cesanteados habían ingresado "sin concurso, sin legitimidad, para acomodar de último momento más militancia política"
20 de marzo de 2016
El presidente Mauricio Macri justificó el ajuste en el Estado: “Lo que hemos hecho es un mínimo emprolijamiento”

Sostuvo que los cesanteados hasta hoy habían ingresado "sin concurso, sin legitimidad, para acomodar de último momento un poco más de militancia política". Y que lo hicieron “en los últimos 10 minutos, en una forma más abusiva que la que se había hecho antes”.

Macri dio una entrevista a la TV pública, con periodistas de distintos medios, al cumplir sus primeros 100 días de Gobierno.

En la misma, transmitida en simultáneo por el canal estatal y Cronista.com, le preguntaron por los despidos en el Estado. Y respondió: “Ocultamos el desempleo y el no crecimiento generando casi 1,5 millón de empleados públicos más en estos 12 años. No es justo primero para esas personas. La mayoría no son ñoquis. Van a su trabajo, están siete u ocho horas mirando su reloj esperando que pase el día porque no tienen nada que hacer. Y eso es ofensivo para ellos. Yo creo que tienen qué aportar”.

Agregó que uno de los objetivos de su Gobierno es iniciar "un camino de reconversión (del Estado) que tal vez va a llevar más que los 10 años" del proceso en el que, según dijo, se produjo ese problema.

En ese marco, dijo que los cesantados hasta ahora en el Estado son personas que habían ingresado "sin concurso, sin legitimidad, para acomodar de último momento un poco más de militancia política" y que, además, lo habían hecho “en estos últimos 10 minutos, en una forma más abusiva que la que se había hecho antes”.

Macri sostuvo además que la magnitud del ajuste "es nada respecto de la distorsión” actual.

“Es un cambio cultural que va a llevar mucho tiempo. Lejos de castigar a nadie, lo que hemos hecho es un mínimo emprolijamiento”, señaló.

Sobre el estado de las cuentas públicas, cuestionó: "Durante la última década, el Estado tuvo ingresos de más de 600.000 millones de dólares que en la década de los 90. Te da mucha bronca y decís: ¿dónde fue a parar ese dinero?”. Y comparó: "Ahora estamos discutiendo con gobernadores por 300 millones de dólares para terminar un tramo más de ruta y acá hubo 600.000 millones que no sabemos adónde fueron a parar".