Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Trump y una polémica sobre la Argentina
Dijo que si no gana, el próximo mandatario elegirá a un nuevo juez de la Corte Suprema que convertirá al país "en Argentina o Venezuela"
5 de mayo de 2016
El favorito de la interna presidencial republicana en Estados Unidos, el empresario Donald Trump, advirtió hoy que si no gana los comicios de noviembre, el próximo mandatario elegirá a un nuevo juez de la Corte Suprema que convertirá al país "en Argentina o Venezuela".

"Si no gano, tendrán más de la gente que fue puesta en los últimos años. Tendremos una Corte Suprema que cambiará este país a niveles nunca antes vistos; tendremos hombres como Bernie Sanders (actual precandidato del Partido Demócrata) en la Corte Suprema y este país será algo totalmente distinto", aseguró Trump en una entrevista con la cadena de televisión local CNBC.

Y, entre risas, el empresario agregó: "Este país será Argentina, será algo tan diferente... Será Venezuela". Trump, que quedó a un paso de representar al Partido Republicano en las elecciones estadounidenses, insistió en que el futuro presidente de los Estados Unidos tendrá como tarea "escoger quizá cuatro, posiblemente cinco nuevos jueces" para la Corte Suprema ya que en caso contrario -alertó- el país "cambiará para siempre".

En los últimos días, Trump sacó una gran diferencia a sus competidores internos republicanos y quedó como único aspirante, por lo que sólo resta una formalidad para que sea consagrado como candidato opositor en las elecciones presidenciales de noviembre, en las que deberá enfrentar a la candidata demócrata Hillary Clinton, o bien a Bernie Sanders, quien cuenta con menos chances.

En febrero pasado, el histórico juez conservador Antonin Scalia falleció y dejó vacante su asiento en la Corte Suprema de Estados Unidos: esta situación que puso en alerta a los republicanos debido a que el actual presidente demócrata, Barack Obama, nominó al magistrado Merrick Garland, un sucesor de un perfil más progresista que podría inclinar la balanza en varios temas sociales y políticos que son considerados claves para gran parte de la sociedad.

La bancada republicana en el Senado se negó a discutir el pliego de Garland ya que considera que eso no se debe tratar en un año electoral y que tiene que ser el sucesor de Obama quien nomine al reemplazante de Scalia.

"No tienen ni idea de lo que está ocurriendo en la Corte Suprema, las decisiones que tomaron y piensa en las que van a tomar", alertó el magnate.