Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Macri preocupado por avance sobre Cristina
Mandó a decir a sus funcionarios que nunca es bueno que un expresidente sea detenido, en una presión sin disimulos sobre el Poder Judicial. ¿Preocupa la corrupción?
7 de mayo de 2016
El Gobierno está preocupado -o al menos eso dice- por la posibilidad de que la situación de Cristina Fernández ante la Justicia se complique, y hasta pueda quedar detenida.
El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, dijo que "nunca es bueno" que un ex presidente quede preso, ante un avance de las investigaciones que van cerrando el círculo de la corrupción en la anterior administración, reflejada, entre otros puntos clave, en un enriquecimiento patrimonial estratoférico y en una indisimulable red de negociados con la obra pública por la cual están detenidos, entre otros, la mano derecha de Néstor Kirchner, Lázaro Báez, su contado Pérez Gadín, y otros.

Suena fuerte en los tribunales federales de Comodoro Py la posibilidad de que haya un avance sobre la ex mandataria mientras el gobierno maneja información de que organizaciones ultrakirchneristas tendrían montado un operativo de emergencia para salir a las calles en forma masiva y estar "dispuestos a todo" si esa alternativa tan temida se concreta.

El ex ministro de Planificación Julio De Vido ya debió echar manos a sus fueros para frenar un allanamiento y su ex mano derecha Ricardo Jaime, quien fue secretario de Transporte, empezó hace tiempo a elevar a sus superiores la responsabilidad por desmanejos en subsidios.

"Yo creo que eso nunca es bueno. Mi sensación es que con estas cosas hay que ser muy prudentes y no sobreactuar. Entiendo que hay hechos que nos irritan; sobre todo en estos momentos tan duros para el país cuando se están pagando los costos de la fiesta. Pero eso no justifica avanzar de modos alocados o políticos", dijo el ministro de Justicia.

"En esto es muy importante ser solventes con las pruebas y con los procesos, y rápidamente elevarlos a juicio oral. Las detenciones en nuestro sistema son subutilizadas, lamentablemente para las víctimas de los delitos. Pero tampoco las sobreutilicemos porque lo pide una mayoría circunstancial", agregó. Garavano consideró que "el buen juez es aquel que tiene equilibrio para resolver sin presiones, ni de la opinión pública, ni del gobierno de turno, ni de una empresa. Si la ex presidenta cometió delitos, tendrá que ser juzgada y condenada, y eventualmente en ese momento tendrá que cumplir la pena que le impongan. Pero no hay que apresurar reacciones".

Cristina Kirchner está imputada en la causa conocida como "ruta del dinero K", por supuesto lavado de dinero. También en la causa "Los Sauces", por presentación de documentación falsa.

Y también en la causa "Dólar futuro", por haber supuestamente ordenado un esquema de transacciones cambiarias que derivaron en una pérdida sustancial para el Banco Central.

Pero su punto más débil está vinculado con las sospechosas operaciones vinculados con el sistema hotelero montado, según sospecha la Justicia, para blanquear dinero, cuyo punto más escandaloso estaría en los extraños niveles de ocupación y gastos que nunca habrian existido.