Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Bayer se quiere quedar con Monsanto
Ofreció US$ 62.000 M y promete cambiar el tablero de la agricultura a nivel mundial. Sería la mayor compra alemana de una norteamericana
23 de mayo de 2016
En una propuesta que conmocionó a los mercados, el grupo alemán Bayer ofreció US$ 62.000 millones para quedarse con la multinacional estadounidense Monsanto.

Representaría la mayor adquisición de una firma de los Estados Unidos por parte de una empresa alemana y constituiría el mayor conglomerado de agroquímicos y semillas del mundo con ventas superiores a los US$ 26.000 millones en esos rubros. La conformación de esta megacompañía tendría efectos sobre la agricultura mundial que también se sentirían en la Argentina, donde ambas firmas operan.

"Bayer es la número 2 de agroquímicos del mundo y se complementan perfecto. A tal punto que Bayer no tiene glifosato en su portafolio (Monsanto es líder en este producto). Un complemento perfecto", dijo Horacio Busanello, CEO de Los Grobo.

Expertos ya se preguntan qué pasará con los canales de venta que las empresas hoy tienen y si se unificarán o no los negocios de semillas y agroquímicos.

"Veo que los negocios de semillas y agroquímicos van a estar separados. Habrá mucho ruido en la definición de los canales de venta en la Argentina. En una fusión no podés mantener los dos canales de distribución ya que te sobra cobertura geográfica. Entonces, algunos van a quedar y otros no", señaló Busanello.

Para el CEO de Los Grobo, la operación significa un "choque de dos culturas" en el negocio y en la forma de manejarlo entre "el consenso a la europea versus el vamos por todo norteamericano".

En su rediseño del mercado global entre los grandes jugadores tendría como primer grupo a Bayer-Monsanto, luego Dow-Dupont, después ChemChina-Syngenta y finalmente Basf.

El mercado de agroquímicos factura hoy 57.000 millones de dólares y el de semillas transgénicas US$ 21.000 millones.

En tanto, las semillas tradicionales, no transgénicas, mueven 19.000 millones de dólares.