Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina atacó a Macri y al juez Casanello
Acusó al magistrado de no avanzar en la investigación de los Panamá Papers para favorecer al presidente y dijo ser víctima de una "feroz campaña de persecución" mediática y judicial
29 de mayo de 2016
Tras varias semanas de silencio, la expresidenta Cristina Fernández salió a atacar al juez federal Sebastián Casanello y al presidenta Mauricio Macri, y dijo ser víctima de una "feroz campaña de persecución".

"El Dr. Casanello, a quien no conozco, ni nunca vi en mi vida, es el juez que tiene a su cargo la investigación del mayor escándalo de corrupción internacional de los últimos tiempos: los mundialmente conocidos como 'Panamá Papers'. Que tiene como protagonista principal en la Argentina al Presidente de la República Mauricio Macri, sus familiares, sus funcionarios y sus amigos. Este escándalo que a nivel internacional ha provocado la renuncia de primeros Ministros y distintos funcionarios en otros Países, no ha movido en la Argentina el amperímetro judicial, ni tampoco el del Parlamento", quien buscó comparar el caso de los Panamá Papers con la investigación de la ruta del dinero K.

También calificó de "inversomil" la denuncia de que no tiene el título de abogada.

La ex presidenta salió a desmentir supuestas "reuniones secretas" con el juez federal que tiene a su cargo la "ruta del dinero k". Y lo acusó de resguardar a Macri en la causa de los Panamá Papers.

La ex presidenta salió a desmentir esta tarde supuestas "reuniones secretas", en la Quinta de Olivos, con el juez federal Sebastián Casanello, a cargo de la causa conocida como "ruta del dinero k". "Nunca hubo 'reuniones secretas' durante mi gestión con miembros del Poder Judicial, ni en la residencia de Olivos, ni en ninguna otra parte", escribió Cristina en el texto difundido a través de su cuenta de Twitter. Lo tituló: "No acostumbro a estar desmintiendo cada una de las barbaridades que cotidianamente se publican…".

Cristina negó conocer a Casanello y lo cuestionó por su rol en la causa de los Panamá Papers, al afirmar que protegió a Macri.

"Ni que hablar de cómo se está desarrollando la causa 'Panamá Papers' en el otro Poder: el Judicial. Si cualquier ciudadano compara la actividad, literalmente espectacular y cinematográfica del Dr. Casanello, en alguna otra causa: con centenares de allanamientos televisados, casas fotografiadas y hasta perforaciones 'en tiempo real' en medio de la estepa Patagónica, le resultara muy difícil entender la opacidad y secretismo en la causa 'Panamá Papers'”, señaló. La expresidenta añadió sobre la denuncia que la vinculó con Casanello: "Las únicas reuniones que mantuve en la Jefatura de Gabinete de Olivos, con miembros del Poder Judicial no fueron secretas (por otra parte algo casi imposible en la Argentina), y se realizaron, únicamente, con miembros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Y con los Dres. Sesin y Sarrabayrouse".

Consideró "absolutamente inaceptable que alguien o algunos letrados, como estrategia de defensa judicial, pretendan vincularme con un juez de Comodoro Py". Y volvió a pegarle a Casanello: "Sobre todo cuando el juez es, nada menos que el Dr Casanello. Sí, el mismo que absolvió a Mauricio Macri en la causa de las escuchas ilegales, al día siguiente que asumiera como Presidente, sin que a nadie se le moviera un pelo. Francamente tragicómico, si no estuviéramos hablando de las principales instituciones de la República, de las que tanto les gusta hablar a algunos, para después aporrearlas".

"He sido, soy y seguiré siendo objeto de la más feroz campaña de persecución política mediática y judicial, de la que se tenga memoria en las últimas décadas. Solo comparable a la que sufrieron otros Presidentes, comprometidos con el bienestar del pueblo y los intereses de la Nación. Que, desafortunadamente, fueron muy pocos. No me quejo. Sé que es el precio que tenemos que pagar 'los que le hicimos creer' a la gran mayoría de los argentinos que tenían derecho a vivir mejor", se quejó.