Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Otro procesamiento para Lázaro Báez por corrupción
Lo resolvió el juez Sebastián Casanello por la repatriación de 33 millones de dólares que terminaron depositados en una cuenta de Austral Construcciones. Avanza la causa
1 de junio de 2016
El juez Sebastián Casanello firmó el segundo procesamiento de Lázaro Báez por la repatriación de 33 millones de dólares que terminaron depositados en una cuenta de Austral Construcciones, tal como había adelantado Clarín el domingo pasado. Por ese mismo hecho, el juez también procesó a Martín Báez, al abogado Jorge Chueco, a Claudio Bustos y al presidente de Austral, Julio Mendoza.

Además de procesarlos, el juez les amplió el embargo a los Báez a 800 millones de pesos, casi el doble de la maniobra investigada (al cambio de hoy son unos $465.760).

Casanello firmó el fallo horas antes de subirse al avión que lo llevará a Roma, donde participará de un seminario internacional junto a varios colegas de Comodoro Py.

Cuando fue indagado por este hecho, Báez habló de una suerte de inversión por parte de Helvetic Service Group para la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, un negocio que terminó perdiendo a manos de Electroingeniería.

El empresario se encargó de destacar su acuerdo con Iecsa, la empresa de Angelo Calcaterra, el primo del presidente Mauricio Macri. Sobre la maniobra, registrada entre fines de 2012 y abril de 2013, Báez explicó que Austral “aprobó la emisión de acciones preferidas, luego suscriptas por Helvetic” y que esa empresa “abonó la suscripción con nueve cheques”.

Báez y su hijo ya habían sido procesados en abril por la imágenes de las cámaras de seguridad de SGI. En esa instancia, el juez le aplicó un embargo al empresario de $100 millones.

La cifra quedó desactualizada con la aparición de decenas de propiedades desparramadas en varias provincias. En el medio, la UIF pidió que los embargos y las inhibiciones afecten las cuentas de las empresas del clan Báez.

El nuevo embargo supera ampliamente el monto involucrado en la maniobra (33 millones de dólares). Son 800 millones de pesos para Martín y Lázaro Báez, aunque por la ley de lavado podía extenderse hasta los 330 millones de dólares.

A Chueco y Mendoza, el juez les aplicó un embargo de $150 millones de pesos, en tanto que a Bustos, quien actuó como apoderado de Austral Construcciones S.A. y depositó los cheques en la cuenta corriente correspondiente a la empresa, el monto alcanza los $15 millones.

Por este hecho de los bonos sigue pendiente la indagatoria de Néstor Marcelo Ramos, la cabeza visible de Helvetic.

En el mismo fallo, Casanello le pidió al gobierno de Suiza la extradición del abogado ítalo argentino que se fue del país horas antes que se ordene su captura internacional. No obstante, el juez viajará la semana próxima a ese país para intentar destrabar ese trámite.