Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Hillary Clinton, rumbo a la presidencia de EEUU
La ex secretaria de Estado triunfó en California y se aseguró la nominación como postulante demócrata para suceder a Obama. Ahora, tendrá un duro rival en Donald Trump
8 de junio de 2016
La ex secretaria de Estado de los Estados Unidos Hillary Clinton ganó las primarias presidenciales del Partido Demócrata en California y le aplicó un revés definitivo a su rival por la nominación, el senador por Vermont Bernie Sanders.

Con el 92,2 por ciento de los votos escrutados, la ex primera dama obtuvo el 56 por ciento de las preferencias contra el 43 por ciento de Sanders.​

Hillary deberá enfrentar un duro escollo en el sorprendente republicano Donald Trump, quien viene cosechando adeptos con un discurso cargado de una retórica ultranacionalista y xenófoba.

Lo que estaba en juego en California no era la victoria final de la ex "first lady", de hecho descontada numéricamente, sino una convincente demostración de fuerza y superioridad en ese estado para poner de manera definitiva fuera de juego a Sanders en vista de la convención Demócrata de julio

Sanders esperaba poder emplear un hipotético triunfo en California para reactivar su campaña, pero la derrota en el estado más grande del país podría acelerar el final de sus intentos para llegar a la Casa Blanca. Era la última baza del senador para desafiar su liderazgo y llevarse la mayoría de los 475 delegados en juego en el estado.

Alentada por un sólido triunfo en California, Hillary proclamó su victoria en las primarias del Partido Demócrata, tomando su lugar en la historia y emprendiendo la difícil tarea de unir una formación fracturada para presentar batalla al empresario Donald Trump en la carrera por la Casa Blanca. Clinton se impuso así en cuatro de los seis estados en juego el martes -California, New México, South Dakota y New Jersey-, que reparte un buen número de delegados.

Con cada uno de estos resultados afianzaba un poco más la derrota del senador Bernie Sanders, convirtiendo en cada vez más improbables sus escasas posibilidades para reactivar su campaña en la última gran noche de primarias estatales.

La seguidilla de victorias que tanto necesitaba Clinton le permitió celebrar el "hito'' que buscaba desde hace años, el de convertirse en la primera mujer que encabeza la candidatura de uno de los grandes partidos para presidir el país.

En Brooklyn, ante una audiencia plagada de banderas estadounidenses, la ex secretaria de Estado recibió los aplausos y vítores de sus seguidores. "Las barreras pueden superarse. La justicia y la igualdad pueden ganar'', dijo.

"Está campaña quiere asegurar que no hay techo, que ninguno de nosotros tiene límites. Este es el momento de unirnos''.

Clinton ya tenía el número de delegados necesario para lograr la nominación del partido antes de las primarias del martes, según un conteo de The Associated Press.

Sin embargo, Sanders tenía la esperanza de poder emplear un posible triunfo en California para convencer a los miembros del partido para que le brindaran su apoyo. El senador por Vermont logró victorias en Montana y North Dakota. Pero la clara ventaja de Clinton en California dejó claro que sus esfuerzos no tendrían demasiados resultados.

Sanders prometió continuar con su campaña hasta la última cita electoral, en el Distrito de Columbia el próximo martes.

"La lucha continúa'', dijo.