Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Sorpresa en la Rosada por actitud del Papa
Una fuente gubernamental lamentó que se interpretara el apoyo a un proyecto educativo como un intento del macrismo de "comprar" al Papa
11 de junio de 2016
Fuentes del Gobierno citadas por el diario La Nación no ocultaron su perplejidad ante el rechazo exigido por el papa Francisco a una donación de la Argentina, del que por lo bajo culparon a los directores de Scholas, del Corral y Palmeyro.

"En función del compromiso asumido por el presidente Macri durante su encuentro con el Papa, en febrero pasado, cuando éste le pidió que apoyara a Scholas, fueron ellos quienes, más tarde, nos pidieron esa suma de dinero", dijo una fuente.

"Esa suma fue calculada por ellos para hacerle frente a los gastos para su sede central en Buenos Aires, para los sueldos de 36 empleados y para los gastos de equipamiento y de acondicionamiento de un inmueble en la ex Administración de Bienes del Estado. Fue un pedido concreto de ellos, por eso estamos muy sorprendidos de todo lo que pasó después y de que el Papa no estuviera informado", indicó la misma fuente.

Lamentó que se interpretara el apoyo del Gobierno a un proyecto educativo muy valioso como un intento del macrismo de "comprar" al Papa.

Recordó que el respaldo nacional a Scholas no es algo nuevo, ya que el kirchnerismo fue quien promulgó en 2014 una ley que declaró a Scholas Ocurrentes "de interés nacional".

El legislador porteño y presidente de La Alameda, Gustavo Vera, que viajó a principios de mes al Vaticano para una cumbre de jueces de todo el mundo sobre crimen organizado, fue el primero en hacer notar el malestar de Francisco por el decreto que otorgaba a Scholas una cifra demasiado alta.

El Papa se enteró de la misma no por boca de del Corral y Palmeyro, sino una vez terminada la Cumbre de Scholas en el Vaticano, a través de la prensa argentina.

Para peor, la donación fue interpretada como una "señal de distensión" de las relaciones del Vaticano con el Gobierno, algo que tampoco cayó bien en ninguna de las dos partes. "Es muy feo hablar de que la distensión son 16 millones de pesos, no le hace bien al Papa", dijo la semana pasada Vera a LA NACION.

"Interpretar que el gesto de lo de Scholas va a distender la relación no es correcto, me parece que pasa por otro canal", agregó. "Lo que Francisco espera del Gobierno es lo que dijo el cardenal Poli durante el Tedeum del 25 de Mayo: es una mesa de diálogo. Y esto no se arregla con 16 millones, ni con 160 millones, ni con 1.660 millones. Ojalá que el Gobierno entienda que tiene que dialogar con los sectores representativos de la sociedad civil, votados por el pueblo y los que representan sectores sindicales y sectores empresarios. Tiene que concertar, dialogar, que no es una señal de debilidad", aseguró.

Los $16.666.000 pesos de la discordia siempre estuvieron en un virtual limbo, ya que, según pudo saber este medio, nunca se puso en marcha ningún proceso para que pueda girarse el dinero, algo que hubiera implicado varios pasos administrativos que tampoco llegaron a hacerse.