Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Autor del ataque le juró lealtad al ISIS
Se comunicó con el número de emergencias y dejó un mensaje de fidelidad al grupo ultraislámico, que a las pocas horas reinvindicó el atentado
12 de junio de 2016
La pesadilla en Estados Unidos escribe un nuevo capítulo a cada hora. Revelaron que antes del ataque, Omar Mateen, autor del tiroteo en un club nocturno gay en Orlando que dejó un saldo de 50 muertos, habría llamado al 911, el número de emergencias de la policía, para proclamar su lealtad con la milicia terrorista Estado Islámico, informó la cadena CNN sobre la base de fuentes judiciales.

Tanto el diario New York Times como The Washington Post se refieren a los posibles nexos del atacante con el grupo ultraislámico.

Según el Times, horas después de la masacre, el Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad por el episodio en una declaración difundida a través de una aplicación móvil que utilizar el grupo.

Allí afirmaron que la matanza fue "llevada adelante por un luchador del Estado Islámico", según una transcripción provista por el grupo de inteligencia SITE, que rastrea propaganda yihadista.

En su llamado al 911, Mateen hizo referencia al bombardeo en Boston en 2013, realizado por los hermanos Tsarnaev, afirmó el Washington Post. El abatido tirador estaba en la mira de las investigaciones del FBI desde 2014, pero al no encontrarse ninguna evidencia de vínculos con islamismo radical su perfil dejó de ser monitoreado.

En ese sentido, los investigadores ven un patrón similar al de la pareja que mató a 14 personas en San Bernadino, California, en diciembre de 2015 y dijeron ser de la agrupación.

Afirman que Mateen juró lealtad a ISIS pero no hay rastros de que esa organización lo haya entrenado. Por otro lado, el republicano Adam Schiff, del Comité Permanente de Inteligencia, declaró que fuentes de la policía de Florida le informaron que antes del ataque, el tirador se "encomendó al ISIS" y que hizo "una oración en árabe".

La ex mujer del atacante dijo que era una persona inestable y violenta, y que solía pegarle.

Además, aseguró que no era muy religioso. La pareja se separó en 2011. "Naturalmente nosotros no podemos detalles, ni sabemos si hay conexiones de esta persona con grupos terroristas. Era una persona plena de odio, esto lo sabemos", aseguró en un mensaje al país el presidente de los EE.UU., BarackObama.

Obama manifestó que el episodio en Orlando fue un acto "de terror y de odio" y sostuvo que "hoy se marca la peor tragedia en la historia de Estados Unidos". "Mantenemos los valores que nos hacen estadounidenses. Debemos demostrar que somos un país que está sobre todo identificado por el amor y no por el odio", cerró la conferencia.

El bar gay Pulse, de Orlando, Florida, se convirtió en el escenario de una masacre cuando Omar Mateen, de 29 años, ingresó al lugar y comenzó a disparar asesinando a al menos 50 personas e hiriendo a otras 53. "Alguien comenzó a disparar adentro del club y la gente se tiró al suelo", contó uno de los clientes del club, Ricardo Negron. El testigo dijo haber escuchado "continuos disparos" durante casi un minuto, aunque le pareció mucho más.

Anthony Torres, otro cliente de Pulse que se iba en el momento de producirse los disparos, publicó varios videos en las redes sociales en los que se escuchan disparos. "Todo el mundo estaba corriendo y gritando", describió.

Poco antes de anunciar la muerte del agresor, se confirmó que las fuerzas de seguridad realizaron una "explosión controlada" frente al club.

La policía entró al lugar usando explosivos y rompiendo la pared con un carro blindado conocido como BearCat.

El atacante murió en medio de una ráfaga de tiros, según el relato policial.