Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Kicillof también salió a despegarse de José López
El ex ministro de Economía kirchnerista dijo sentir "indignación y bronca" por el escándalo de las bolsas con plata. A una antecesora suya en Hacienda ya le habían encontrado una
17 de junio de 2016
Axel Kicillof, uno de los preferidos de Cristina Fernández, dijo sentir indignación y bronca por el caso López, el del botín de casi 9 millones de dólares.

Kicillof descalificó a López, a quien llamó "un vivo" y "un corrupto".

Tal vez su rabia sea aún mayor porque el kirchnerismo tiene antecedentes. Antes de llegar Kicillof al Ministerio, otra bolsa con plata -por mucho menos monto- había aparecido en el baño privado del despacho que después ocupó.

En este caso se la encontró la policía a la entonces ministra de Economía Felisa Miceli, muy cercana a Cristina Fernández y quien luego trabajó a las órdenes de Hebe de Bonafini, la jefa de Madres de Plaza de Mayo que ahora salió a acusar de "infiltrado" a José López.

"Lo primero que tengo para decir es que tengo una enorme indignación frente a este caso. Dijo que su "indignación" y "bronca como militante" se relacionan "con miles y miles de pibes, compañeros y compañeras mayores, vecinos, que militan y que nada tienen que ver con este tipo de sujeto ni con millones de dólares, ni con bolsos".

"Ha sido duro y dolorosísimo porque se vio al tipo (López) con bolsos y eso te genera, una terrible indignación", insistió.

Como hizo unas horas antes Cristina Fernández, el ex ministro de Economía se refirió al impacto mediático del caso y buscó cargar la responsabilidad sólo en López, algo que no cierra teniendo en cuenta que el secretario de Obras Públicas kirchnerista estuvo 26 años al lado del matrimonio que se quiso llevar por delante a la Argentina y se dedicó a convertirse en uno de los principales terratenientes del país.

"La gente no milita para que un vivo como este, un corrupto, se afane la guita", bramó Kicillof y reclamó que el Poder Judicial actúe "con todas las fuerzas y más allá del partido político y más allá de quien está en el Gobierno" y que "lo haga rápidamente, porque si no queda todo en una nebulosa mucho tiempo y en un manto de sospechas". "Hay que terminar con estas cosas y para eso necesitamos que la Justicia actúe con ecuanimidad", remarcó. Distinta fue la reacción del ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido -jefe operativo directo de López-, quien apuntó contra los medios.

"Cuando las denuncias se hacen en los programas periodísticos y no en la Justicia o en sede administrativa como corresponde son extemporáneas e improcedentes, además de simples operaciones mediáticas", escribió De Vido -quien ya frenó varios allanamientos a sus propiedades refugiándose en su providencial condición de diputado nacional-, aunque no terminó de entenderse muy bien a qué apuntaba.