Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Procesan a Aníbal, Capitanich y Abal Medina por el FPT
23 de junio de 2016
La jueza federal María Servini de Cubría procesó hoy a los últimos tres jefes de Gabinete del gobierno kirchnerista, Aníbal Fernández, Jorge Capitanich y Juan Abal Medina, en el marco de la causa por presuntas irregularidades en el programa "Fútbol para Todos"

La medida se hizo extensiva también al presidente de la AFA, Luis Segura, y a los dirigentes de esa entidad Rafael Savino, Carlos Portell, José Lemme, Miguel Angel Silva, Eduardo Spinosa y Rubén Raposo.

La jueza dictó además el sobreseimiento del actual coordinador ejecutivo en la Secretaría General de la Presidencia -a cargo de Fernando de Andreis- y Secretario Ejecutivo de FPT durante 2012, Mariano Delorenzi.

La causa había comenzado en mayo de 2014, a raíz de la denuncia de la legisladora Graciela Ocaña, quien apuntó a modificaciones en el convenio entre la AFA y el Gobierno, al irregular manejo de la pauta publicitaria y la asignación discrecional de distintos canales de televisión para la transmisión de los partidos. También denunció que la AFA no cumplió con los pagos, y que los clubes habrían desviado el dinero.

A los directivos o ex directivos, la jueza les imputó tres tipos de desvíos: el pago a la fundación “El Futbolista”, que recibía el 2% de los fondos públicos; garantizar siete préstamos otorgados por el Banco Credicoop a la AFA con la cesión del convenio firmado el 20 de agosto de 2009; y la operatoria de descuento de cheques de pago diferido en una serie de cuevas.

A todos ellos, Servini lo procesó por el delito partícipes necesarios del delito de administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de una administración pública.

En cambio, a los ex jefes de Gabinete, la jueza los procesó, sin prisión preventiva, como autores del delito de violación de los deberes de funcionario público. A Fernández, Capitanich y Abal Medina le imputó no haber controlado los fondos del FTP y los contratos de sponsoreo con la empresa IVECO, sin licitación.

Para la Justicia, la falta de control permitió el desvío en sus tres variantes. "Desde septiembre de 2009 a diciembre de 2015, las acreditaciones a la AFA de parte de la Jefatura de Gabinete ascienden aproximadamente a la suma de $5.621.799.796,57, una suma por demás considerable para dejarla librada al azar, o a las cláusulas del contrato asociativo celebrado, puntualizado por la AGN con deficiencias en materia de control y cumplimiento de metas", dice el fallo de 343 carillas.

En el caso de los pagos a la fundación "El Futbolista",​que depende de Agremiados, se detectó que durante la gestión de Fernández se transfirieron$36.414.398, en la de Abal Medina un total de $28.452.269y en la de Capitanich totalizó $21.780.207.

Esa fundación, que supuestamente estaba destinada a “elevar la calidad de vida de los futbolistas y sus familiares promoviendo el desarrollo integral del individuo”, tenía varios plazos fijos en diferentes bancos y 2 millones de dólares en dos cajas de seguridad.

Los aportes, según la jueza, no era legales porque no estaba en el estatuto original del FTP.