Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
José López manejó $ 230.000 millones
Fue el encargado de supervisar Vialidad Nacional y la Secretaría de Vivienda en los tres gobiernos K. "No fue magia", le dijo un día a Cristina
28 de junio de 2016
José Francisco López, el ex funcionario ultra K al que atraparon con las manos en la masa, más precisamente tratandi de ocultar casi 9 millones de dólares en un convento, manejo mucha plata durante los regímenes kirchneristas.

Durante sus doce años y medio a cargo de la secretaría de Obra Públicas, López manejó adjudicaciones por más de $ 230.000 millones.

El funcionario supervisó dos áreas: Vialidad Nacional y la secretaría de Vivienda, y en ambas hay revisiones por supuestas malversaciones de fondos, señala Clarín. Por Vialidad Nacional pasaron más de $ 127.000 millones entre 2003 y 2015. Uno de los principales beneficiarios de ese reparto fue Austral Construcciones, que superó los $ 21.000 millones.

Entre las empresas que conforman el club de la obra pública, se sabía que Vialidad establecía los plazos y preferencias de pago a los proveedores en un orden seleccionado por el secretario López.

Aunque el caso Báez es el de mayores irregularidades, Vialidad también investiga a otras empresas, como Electroingeniería, Esuco y CPC (de Cristóbal López). A esta última se le quitó una extensión de un corredor vial.

La secretaría de Vivienda también destinó fondos públicos por más de $ 105.000 millones entre 2003 y 2015. Los actuales responsables de ese organismo estatal encargaron una auditoría, porque encontraron distintas irregularidades.

En los "planes federales de Vivienda" se transfirieron más de $ 71.300 millones a las provincias, mientras que el Fonavi repartió otros $ 34.135 millones para "soluciones habitacionales". En 2003, cuando Néstor Kirchner asumió la presidencia, el presupuesto para Vialidad Nacional era de $ 644 millones. En diciembre de 2015, cuando Cristina Fernández de Kirchner terminó su segundo mandato, Vialidad tenía una partida aprobada de $ 23.299 millones. Encima, la Dirección Nacional de Vialidad, que respondía a López, dejó obligaciones impagas por $ 14.000 millones al final de su gestión.

"Vialidad Nacional licitaba obras con condiciones que podían cumplir determinadas empresas. Se licitaban sin un proyecto detallado, con el objetivo de alcanzar un precio artificialmente bajo y luego alcanzar el monto real con modificaciones, que se aprobaban sin siquiera la revisión de profesionales", detalló la actual conducción sobre la actuación de Nelson Periotti, el anterior director de Vialidad. Javier Iguacel, actual administrador general de Vialidad, lo denunció judicialmente. La secretaría de Vivienda fue otra área digitada por José López. En 2003, el Poder Ejecutivo le transfirió al fondo de viviendas (Fonavi) por apenas $ 548 millones. A fines de 2015, los "planes federales para la vivienda" y el Fonavi consumieron $ 27.835 millones solo durante el año pasado.

"Una de cada tres viviendas construidas en el período incumplía los estándares mínimos de calidad para viviendas de interés social establecidos (...) Al mismo tiempo, otro tercio de las viviendas se hizo sin tener en cuenta la correspondiente infraestructura de servicios básicos", detalla una auditoría que inició la AGN por pedido de la secretaría de Vivienda. Con los planes federales, se premió a las provincias amigas: Tucumán recibió diez veces más fondos que Córdoba y Chaco, seis veces más que Santa Fe. La ciudad de Buenos Aires y San Luis no tuvieron plata fuera de la asignada por la coparticipación.