Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Un poderoso espía calificó de "loca" a Cristina
Se trata de Antonio Stiuso, el hombre al que Néstor Kirchner puso a disposición de Nisman para investigar la causa AMIA. Hizo duras acusaciones contra Aníbal Fernández
11 de julio de 2016
El ex espía Antonio Stiuso habló y aseguró que "los Kirchner tenían servicios paralelos que les armaban carpetazos". Y aseguró que el desenlace final del fiscal Alberto Nisman era inevitable: "En las escuchas que tenía como evidencia involucraba al Gobierno", aseguró en un reportaje con el diario La Nación.

Desde un bar del barrio de Belgrano, Antonio "Jaime" Stiuso dio definiciones sobre varios dirigentes importantes del kirchnerismo: Ante la consulta de si Cristina Kirchner ya no tiene poder, el ex espía afirmó: "¿A usted le parece que sí? Ya está, ahora sólo es una mujer loca, sin fuerza, sin el aparato del Estado".

- "¿Qué le pasó a Alberto Nisman? - Lo mataron. Yo podría haber terminado como él. Hubo persecución, lo amenazaron muchas veces, tanto a él como a mí, amenazaron a su familia". - "¿Sospecha de Lagomarsino? -Yo sospecho de todos".

- "¿Oscar Parrilli? -Parrilli es un payaso, no podía manejar nada".

- "¿Conoció a Néstor y a Cristina?" -"A ella la vi una sola vez, a él nunca lo conocí".

-"Me parece que Pérez Corradi es un peón. Al verdadero rey de la efedrina, Mario Segovia, lo detuve yo en 2008 y ahí estalló el tema de la mafia de los medicamentos. De todos modos, a mí nunca me pasaron la orden de que lo busque a Pérez Corradi".

-"Se dice que fue usted quien informó del dinero de José López y que por eso lo encontraron". -"No, yo no tengo nada que ver. Ahora saltan todas estas causas porque Cristina ya no tiene el aparato del Estado y no puede seguir silenciando".

- Sobre Aníbal Fernández: "Lo vi en un par de oportunidades. En una con Alberto (Nisman), que él nos estaba grabando. Aníbal era uno de los que más querían, junto con Cristina, que vuelva al país para asesinarme. Ahora que están fuera del gobierno no me vino a visitar. Nadie me vino a visitar. Ellos pensaron que iban a ser eternos, ya no tienen poder, no tienen el aparato del Estado".