Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Argentina avanzó a semifinales de la Copa Davis
Delbonis consiguió el tercer punto en un aguerrido partido ante el italiano Fognini. El punto en dobles resultó clave a la hora del triunfo
17 de julio de 2016
La Argentina se clasificó a las semifinales del Grupo Mundial de la Copa Davis tras superar por 3-1 a Italia en el polvo de ladrillo de Pesaro.

En el cuarto punto de la serie, Federico Delbonis venció a Fabio Fognini por 6-4, 7-5, 3-6 y 7-5. El rival en la semi saldrá del ganador del duelo que sostienen Gran Bretaña y Serbia. Con un impresionante revés cruzado, Delbonis le puso el sello al primer set del cuarto punto de la serie con Italia, en el polvo de ladrillo de Pesaro.

Fue 6-4 para el argentino contra Fabio Fognini en un primer set muy cambiante y en el que alternaron aciertos y errores. Así, Argentina se acerca a la semifinal de la Copa Davis.

El arranque de Delbonis fue soñado: un inesperado 2-0 en un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, Fognini se encendió y sumó cuatro games consecutivos para pasar al frente (4-2), Y en esta irregularidad de ambos, Delbonis conservó su saque, le volvió a quebrar para quedar como al principio. Entonces llegó este extenso noveno game, el que el azuleño defendió con uñas y dientes para pasar al frente (5-4). Luego, sí, llegó ese revés cruzado, ese puño cerrado y la ventaja para Delbonis.

En el segundo juego, Delbonis aprovechó el envión para quebrar rápidamente (3-1). Pero su ansiedad lo traicionó, se apuró, tiró larga una pelota fácil y Fognini lo emparejó. Así, cada uno mantuvo su servicio hasta 11° game. Cuando se asomaba el tie break, Delbonis rompió el esquema: acertó con una devolución y puso el 2-0. Cuando parecía que la suerte estaba sellada, Delbonis se relajó. Fognini tomó nota y quebró rápido para tomar una importante ventaja: 2-0. Pero este duelo, con muchos vaivenes, regaló una nueva serie de errores y el azuleño lo levantó (2-2). Sin embargo, Fognini tomó la batuta y el partido se jugó a su ritmo. Fue un recital del italiano que marcó la cancha y dejó en claro que no estaba vencido.

El dramatismo llegó a su punto máximo en el cuarto set. Porque Fognini, que venía creciendo, quebró y se puso 5-3. Pero Delbonis se soltó y se reencontró con su mejor juego.

Recuperó el quiebre, lo igualó tras un extenso décimo game, y luego lo remató. Con absoluta autoridad, Delbonis puso a la Argentina en la semifinal.