Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina enfureció por no poder cobrar la 'platita'
Como la Justicia le inmovilizó las cuentas, no puede acceder a las sumas millonarias que el Estado le paga como ex presidenta y viuda de un ex presidente. Estalló de rabia
19 de julio de 2016
La Justicia está exasperando a la ex presidenta Cristina Fernández, acostumbrada a hacer y deshacer durante demasiados años a costa del Estado argentino.

Se llevó una sorpresa que la enfureció, cuando se enteró a través de su contador que tiene inmovilizada por una orden judicial la cuenta del Banco Nación donde cobra la pensión como ex presidenta y como viuda de Néstor Kirchner.

"Estamos constatando la novedad por escrito. No se puede embargar el sueldo, es ilegal", dijo una fuente de su defensa citada por Clarín.

Y adelantó que en las próximas horas pedirán que se levante la medida. Para eso, los abogados de Cristina deberán presentarse ante el juez Claudio Bonadio y pedir la habilitación de la feria.

Sin embargo, la orden judicial de Bonadio habilita la "inmovilización" de la cuenta radicada en Río Gallegos y no habla de embargo.

Bonadio ya le había aplicado un embargo a Cristina de 15 millones por la causa dólar futuro. Luego decidió congelarle las cuentas bancarias.

El panorama para los Kirchner se complicó más el viernes pasado, cuando otro juez, Julián Ercolini, también le embargó las cuentas y el contenido de las cajas de seguridad a Florencia Kirchner.

Cristina cobra desde febrero de 2011 una pensión mensual de $ 143.539,58 como viuda de Néstor Kirchner. Y desde enero le sumó otros $ 188.538,95 de su propia pensión como ex presidenta. La ex presidenta también se enteró a través de sus abogados de que la diputada Margarita Stolbizer pidió adelantar la mediación que está pendiente por el juicio civil que le inició la ex presidenta. En las próximas horas, deberá responder si acepta venir a Buenos Aires el 8 de agosto para la mediación.