Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Macri recibirá a Tinelli para sellar la paz
El jefe de Gabinete buscó otra vez bajarle el tono a los cruces públicos. Pero igual Macri está disgustado porque su imitador apareció con los pantalones bajos
26 de julio de 2016
En medio de una polémica imprevista, el Gobierno busca bajarle el tono a la disputa con Marcelo Tinelli.

Luego de que el conductor denunciara una "campaña infame" en su contra y apuntara indirectamente contra sectores vinculados al PRO y que Mauricio Macri respondiera diciendo que es "increíble que se ofenda" porque "hubo 30.000 tuiteros que lo criticaron"; el jefe de Gabinete Marcos Peña salió a poner paños fríos y aseguró que la Casa Rosada no tiene "ningún problema" con él" ni con el "humor político" y recordó que tiene "una amistad de muchos años con el Presidente".

"Rechazamos de plano cualquier ataque, difamación o coerción de la libertad de expresión", arrancó Peña, al ser consultado si el Gobierno estaba al tanto de un grupo de "trolls" -perfiles de cuentas falsas de Twitter- presuntamente utilizados en cuestionar a Tinelli, en respuesta a la sátira que hizo del Presidente en Showmatch.

"No creemos que sea bueno para una sociedad democrática. Y menos que se ataque a alguien porque exprese algo que piensa y más si es en clave de humor. No avalamos esas posturas, no las compartimos y mucho menos las hacemos", agregó el jefe de Gabinete.

Peña contó que habló "la semana pasada con Tinelli" para mostrarle su "solidaridad" porque la intención del Gobierno era "acompañarlo" en esa situación.

"Quiero dejar claro -insistió- que nosotros no tenemos ningún problema con el humor político, no tenemos ningún problema con él. El tiene una amistad y una relación con el Presidente desde hace muchos años".

Sin embargo, al mismo tiempo, el funcionario consideró que "no hay que sobredramatizar las opiniones en general" ya que "es importante como parte de esta Argentina de mayor libertad y apertura el hecho de poder aprender a convivir entre todos y bajar un cambio en las agresiones, sean de un lado o de otro".

Acompañado en la conferencia de prensa por el ministro del Interior Rogelio Frigerio, Peña se mostró conciliador y afirmó que el trabajo del Gobierno "en redes sociales y con cualquier otra herramienta de comunicación es absolutamente transparente y no tiene nada que ver con ninguna postura de ataque".

Y prometió: "Si alguien utiliza esas herramientas para dañar la imagen de otro, que nos acerquen los elementos y seremos los primeros en condenarlos y delimitarlos".