Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Chile ayudó a empresa minera a crear un megabasurero en San Juan
Una serie de mails revelan que la ministra de Minería participó de una maniobra para pasar un estudio privado como informe oficial. "Pino" Solanas prepara una presentación judicial
29 de julio de 2016
A través de una serie de mails se demostró que el Ministerio de Minería trasandino colaboró con Antofagasta Minerals SA para crear un megabasurero minero en la provincia de San Juan, que podría contaminar el río y ya secó lagunas. La minera chilena tiene un gran poder y pertenece al grupo Luksic.

El senador Fernando "Pino" Solanas prepara una acción judicial para frenar el acuerdo que permitirá que el "megabasurero" no sea removido, pese a que ya hizo desaparecer algunas lagunas, está secando las vegas y modificó el escurrimiento de las aguas.

En 2004 el Gobierno chileno autorizó a Antofagasta Minerals a instalar la escombrera Cerro Amarillo para depositar el material desechado del yacimiento Los Pelambres. La empresa arrojó unas 55 millones de toneladas de residuos mineros entre 2007 y 2012 hasta que salió a la luz que más de 52 hectáreas del botadero están ubicadas en Calingasta, San Juan, en la mina El Pachón, que explota la firma suiza Glencore.

El pasado 28 de abril, el gobierno de San Juan firmó un acuerdo con Los Pelambras en el que estableció que la escombrera no será removida, sino aislada, con el control del desprestigiado Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el financiamiento de Antofagasta Minerals, que sólo será responsable por la calidad de la obra por apenas una década.

Solanas impugnará el acuerdo ya que viola la Constitución permitiendo "el ingreso al territorio de residuos actual o potencialmente peligrosos" y porque el acuerdo, que no pasó por el Congreso, no es la mejor solución y la minera chilena ni siquiera pagará una indemnización.

Además, el legislador ya presentó un proyecto para que la cámara alta pida informes a la Cancillería y al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, que el martes será discutido en comisión.

El tema en Chile se transformó en un escándalo ya que una investigación del periodista Matías Rojas del medio El Ciudadano revela que la ministra de Minería y ex empleada de Antofagasta Minerals, Aurora Williams, habría participado de un plan para ayudar y exculpar a la minera de las denuncias por instalarse en Argentina y las acusaciones por contaminación.

Esto generó que le abrieran un sumario administrativo al jefe de Gabinete de la cartera minera, ahora destituído de su cargo, Adolfo Galindo, donde salieron a la luz estos manejos.

El 23 de marzo de 2015, la funcionaria le envió un mail al subsecretario de Minería, Ignacio Moreno, donde decía: "Te pido que nos reunamos mañana lunes 23 de marzo a las 9.30 hrs a fin de ver la situación de Pelambres-Pachón. Me interesa analizar desde el principio".

Se sospecha que ese fue el encuentro donde se gestó la reunión entre las autoridades y representantes de Antofagasta Minerals, que incumplió con las reglas y no fue anotado en el registro público en el que los funcionarios chilenos deben identificar las reuniones con lobbistas.

El jefe de gabinete Jana, quien fue partícipe de esta reunión junto a otros funcionarios, declaró que la reunión fue gestada por la ex canciller Soledad Alvear.

Durante la misma, el subsecretario de Minería, Moreno, presentó los resultados de análisis hechos en la zona, los cuales descartan la contaminación del lado argentino y que, dijo el funcionario, habían sido elaborados por el Grupo de Trabajo Binacional Temporal (GTBT), pero resulta que no se trataba de un peritaje oficial, sino de un trabajo hecho por la consultora SGS y financiado por la propia Antofagasta Minerals.

Luego, le pidieron al Ministerio de Minería que emitiera un documento que certifique que la minera actuó de buena fe, algo que solo le corresponde a la Justicia. Dos solicitudes que se formalizaron dos semanas después, el 8 de abril, el abogado Jana envió dos cartas pidiendole estos documentos a la ministra Williams.

El 5 de abril, la ministra Williams le había enviado un mail al subsecretario Moreno y al responsable de la parte legal de la cartera, Felipe Curia que decía: "Ignacio M., se envió el resultado de laboratorio de las aguas que se iban a examinar al Subse Argentino, Gobernador de San Juan e Intendente de la IV????? El viernes debió haber ingresado la solicitud de estos resultados vía transparencia. Felipe Curia: puedes ver si ingresó esta solicitud???".

Ese mail comprueba que la ministra buscaba satisfacer el pedido de la minera y estaba al tanto de la fecha en la que el abogado Jana iba a presentar los pedidos, algo que la funcionaria ya había desmentido.

La revista The Clinic Online contó que el 15 de abril, el director del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), Rodrigo Álvarez Seguel, también partícipe de la reunión del 24 de marzo, le pidió al asesor de la vicepresidencia de Medio Ambiente de Antofagasta Minerals, Gustavo Pössel, el informe en cuestión. El mismo día la copia fue enviada por Álvarez al subsecretario Moreno, quien se la dio al jefe de gabinete Galindo para que se la entregue al abogado Jana, esto finalmente sucedió el 22 de abril.

Pero el representante de la minera había pedido que se le pusiera un timbrado oficial, esto junto al certificado de buena fe, fue lo que le costó el cargo a Galindo quién firmó los documentos. Pero al poco tiempo volvió al Ministerio como asesor.

Esa maniobra fue negada por las autoridades chilenas en una serie de pedidos de informes que hizo la minera Glencore, en cuya mina, en suelo sanjuanino, fue instalada la escombrera. El 17 de junio, la Subsecretaría de Minería respondió que "no existe en el Ministerio documento en el cual se requiera la realización de un informe a la empresa SGS" y que "no existe constancia de ingreso en la subsecretaría de estado del informe señalado".

Además, el Servicio de Geología y Minería, el 18 de junio aseguró en un oficio firmado por el director Álvarez: "La empresa SGS Chile Ltda. no ha entregado a este servicio o a su personal, documento (carta, oficio u otro), con anterioridad al 30 de abril de 2015, mediante el cual se haya formalizado la entrega del informe que individualiza en su solicitud".

En conclusión, el análisis se lo había dado la propia Antofagasta Minerals y no la consultora que lo elaboró.