Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La Iglesia alertó sobre el desempleo, en San Cayetano
Lo hizo el arzobispo Poli en la tradicional misa de San Cayetano en la que reclamo "progreso, paz y justicia". Leyó una carta del Papa Francisco advirtiendo sobre la desocupación
7 de agosto de 2016
La tradicional misa de San Cayetano, que tuvo una concurrencia multitudinaria, sirvió como nunca de caja de resonancia de uno de los principales problemas que preocupan a los argentinos: el desempleo. La Iglesia lanzó un fuerte mensaje contra la desocupación y las diferencias sociales en el país, durante la misa principal celebrada en el santuario del barrio porteño de Liniers.

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, en su homilía reclamó "progreso, paz y justicia para todos", y exhortó a la "compasión" en la Argentina.

Lo hizo en el templo que, como todos los años, concentró a miles de fieles desde la noche anterior.

De paso, criticó a los que se autoadjudican ser voceros del papa Francisco: "No se confundan. Una foto, un encuentro con el papa Francisco, no te hace su vocero ni su amigo ni su misionero, si no practicamos estos mandamientos de la compasión y de la misericordia con el otro, que no es mi enemigo, sino mi hermano, mi semejante, mi prójimo".

Los festejos se vieron politizados por una marcha a Plaza de Mayo en reclamo de trabajo. La encabezaron agrupaciones sociales, sectores del kirchnerismo y sindicalistas, y la Iglesia mostró su apoyo. Poli inició la misa con la lectura de una carta enviada por el Papa en la que Francisco manifestó que "el pan es mas fácil conseguirlo, porque siempre hay una institución o persona que te lo acerca, al menos en Argentina donde el pueblo es tan solidario".

"Pero trabajo es tan difícil lograrlo, sobre todo cuando seguimos viviendo momentos en el que los índices de desocupación son significativamente altos", sostuvo el Sumo Pontífice en la carta que leyó el arzobispo y ya había sido difundida durante la semana.

Advirtió que "una cosa es tener pan para comer en casa y otra es llevarlo como fruto del trabajo, y esto es lo que confiere dignidad", y afirmó que "cuando pedimos trabajo para llevar el pan a casa, estamos pidiendo dignidad". El ideal de vivir en la Argentina como una gran familia con fraternidad, solidaridad y bien común, está muy lejos de haberse alcanzado", sostuvo el arzobispo.

Poli recordó además a quienes declararon la independencia del país hace 200 años. "El ideal de vivir en la Argentina como una gran familia con fraternidad, solidaridad y bien común, está muy lejos de haberse alcanzado, decimos los obispos. El Acta de Independencia alcanzará su vigencia cuando la familia más postergada tenga una casa digna para formar su hogar, donde no falte la educación, la salud y un trabajo digno y honrado para los padres", señaló.

En el marco de la fiesta religiosa, organizaciones sociales, políticas y sindicales, entre ellas el PJ y las dos CTA, se concentraron en la zona de Liniers y marcharon hasta la Plaza de Mayo para reclamar al Gobierno medidas contra la inflación, los aumentos de tarifas y el desempleo.