Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Gobierno bonaerense criticó el paro docente: 3,3 millones sin clases
El ministro de Educación provincial alertó que con esa medida de fuerza "se vulnera el derecho de los más humildes"
11 de agosto de 2016
El paro docente recalentó la pelea política en la provincia de Buenos Aires.

El director general de Cultura y Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, advirtió que la medida afecta a más de 3,3 millones de chicos y "vulnera el derecho de los más humildes".

Exigió a los gremios de los maestros "cumplir la paritaria acordada" a principios de año.

"Este paro carece de razones objetivas. No sé cuál es el motivo; lo que sí sé es que la cuestión salarial no puede estar detrás de este paro; acordamos más de un 34% de aumento en febrero", afirmó el funcionario en declaraciones a radio Mitre.

En tal sentido, recordó que "desde que dejó de funcionar el INDEC arreglamos paritarias con el IPC Congreso o similar y siempre fue aceptado; hoy no hay consultora que esté dando más de 28% de inflación desde principio de año. Con la paritaria acordada estamos seis puntos por encima de eso", agregó el funcionario de María Eugenia Vidal.

Para el funcionario, se está "cumpliendo con la paritaria y la cláusula de monitoreo; ellos (los sindicatos) hablan ahora de una proyección interanual; la verdad es que no se pueden cambiar las reglas de juego".

Y calificó la huelga de injusta. "Esta medida que es poco racional, no tiene razonabilidad objetiva para ser: vulnera el derecho de los más humildes".

Finocchiaro sostuvo que desde la administración bonaerense "se hizo un gran esfuerzo" por mantener el poder adquisitivo de los maestros y que "durante estos 8 meses hemos dialogado siempre, hasta semanalmente".

"El mensaje que nos tiene que dejar esto es: tenemos que ser prudentes y racionales, y como adultos dirimir la diferencia con los chicos dentro del aula", concluyó el funcionario.