Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La dolorosa imagen de un niño herido tras el bombardeo en Siria
La foto que está recorriendo el mundo muestra al niño sentado en una ambulancia en Alepo, Siria. El ataque dejó 33 civiles y 19 rebeldes muertos
18 de agosto de 2016
El niño se llama Omran Daqneesh, tiene 5 años y fue rescatado de entre los escombros luego del bombardeo que dejó 33 civiles y 19 rebeldes muertos en Alepo, Siria.

La desgarradora imagen muestra como el pequeño tiene el rostro ensangrentado y una expresión de resignación ante la horrorosa situación que le tocó vivir.

El miércoles se denunció el ataque aéreo a través de las redes sociales. Sucedió en un barrio controlado por milicianos que luchan contra el dictador Bashar al Assad y se compartió la filmación del niño sentado en la ambulancia que conmovió al mundo.

"Un doctor en Alepo acaba de enviarme la imagen de un niño aturdido que sobrevivió a un ataque aéreo. Su nombre es Omran Daqneesh y tiene 5 años", explicó Raf Sanchez, corresponsal del diario británico The Telegraph en Medio Oriente, a través de su cuenta de Twitter.

Sanchez añadió que el pequeño resultó herido en el barrio Qaterji de esa ciudad siria y que otros 4 niños y 3 adultos también fueron atendidos por servicios de emergencia tras ser descubiertos entre los escombros.

Una filmación de la cadena Alepo Media Center muestra cómo un miembro de los equipos de rescate lo aleja del edificio derrumbado y lo sienta en la parte trasera de una ambulancia. El niño no llora, pero se toca el rostro y ve su mano llena de sangre.

Omran fue llevado al hospital M10, que también ha sido repetidamente golpeado por ataques aéreos. Los médicos trataron su lesión en la cabeza y quitaron el polvo de los ojos. Fue dado de alta horas más tarde.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos denunció que al menos 33 civiles y 19 rebeldes murieron en bombardeos aéreos y por el disparo de proyectiles en la ciudad siria de Alepo, en el marco de la lucha entre las facciones opositoras y el régimen de Bashar al Assad.

Las Naciones Unidas y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) alertan que la situación humanitaria es cada vez más grave por la violencia y los intentos de cercar las zonas rivales. El presidente del CICR, Peter Maurer, denunció hace dos días que en Alepo se está dando "uno de los conflictos urbanos más devastadores de los tiempos modernos" y pidió a los bandos rivales que permitan el acceso de ayuda humanitaria a todas las partes de la urbe.